Sigue debilitado el mercado laboral de EE.UU.

La recesión podría estar tocando fondo, dice director de Bank of America.

Nuevas señales de que la recesión podría estar tocando fondo emergieron el jueves, cuando los pedidos fabriles fueron mucho mejores que lo previsto y el índice industrial Dow Jones superó los 8.000 puntos por primera vez en dos meses.

Sin embargo, el número de personas que presentaron nuevos reclamos de beneficios por seguro de desempleo subió inesperadamente la semana pasada, mientras que los que siguen recibiendo esas compensaciones alanzaron el décimo récord consecutivo. Ambas cifras indican que el mercado laboral sigue siendo débil y que seguramente no mejorará a corto plazo.

El Departamento del Trabajo dijo este jueves que los reclamos iniciales de beneficios por seguro de desempleo aumentaron a 669.000 de 657.000 la semana anterior, cifra superior a la pronosticada por los analistas y la más elevada en 26 años, aunque la fuerza laboral ha crecido un 50% desde entonces.

Mientras tanto, los líderes mundiales reunidos en Londres prometieron este jueves destinar 1,1 billones de dólares adicionales para el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial a fin de que puedan ayudar a los países en desarrollo más pobres afectados especialmente por la recesión global. Y el Banco Central Europeo acordó reducir su tasa básica de interés al 1,25%.

El número de cesados que reclamaron beneficios por más de una semana aumentó en 161.000 a 5,73 millones, una marca por décima semana consecutiva. La cifra fue superior a la pronosticada por los analistas e indica que los desempleados tienen dificultades para encontrar nuevos puestos de trabajo.

Otros 1,5 millones de desempleados siguen recibiendo beneficios conforme a la extensión de un programa aprobado el año pasado por el Congreso, según la estadísticas recopiladas al 14 de marzo, últimas cifras disponibles.

En Wall Street, las acciones protagonizaron este jueves una sólida carrera alcista después que la junta que establece las normas de contabilidad dio a los bancos y otras empresas más amplitud cuando ponen precio a sus activos y declaran pérdidas. El promedio industrial del Dow Jones subió más de 240 puntos, el 3,1%, a 8.004 en la contratación de la tarde, la primera vez que ha superado la marca de los 8.000 puntos desde el 10 de febrero. Otros índices también subieron.

Además, el director general del Bank of America Ken Lewis dio un impulso a los mercados financieros cuando dijo al canal de televisión CNBC que la recesión "está muy cerca de tocar el fondo".

En proporción a la fuerza laboral, el numero de personas desempleadas que reciben beneficios es el mayor desde mayo de 1983. El promedio de cuatro semanas, que elimina la volatilidad, aumentó a 656.750, el mayor desde octubre de 1982, cuando la economía salía de una profunda recesión.

Las empresas han reducido sus plantillas y han adoptado otras reducciones de gastos ante la contracción del gasto consumidor y el empresarial. La presente recesión, ahora en su 17mo mes, es la más prolongada desde la Segunda Guerra Mundial.

Por otra parte, el gobierno indicó que los pedidos en carteras de las fábricas estadounidenses aumentaron en febrero tras seis meses consecutivos de retrocesos, otro indicio esperanzador de que el retroceso económica quizá haya empezado a moderarse.

El Departamento de Comercio dijo este jueves que los pedidos de bienes manufacturados aumentaron un 1,8% en febrero, frente al retroceso del 1,1% pronosticado por los economistas.

El repunte podría ser temporal dado todos los factores que siguen maltratando la economía. Empero, los analistas creen que una serie de informes mejores a los pronosticados aparecidos en los últimos días podría ser un indicio que la contracción económica podría haber tocado fondo.

Temas relacionados