Wall Street sube 0,5% y el Dow Jones cierra sobre los 8.000 puntos

Cerró en su nivel más alto desde el pasado 9 de febrero.

La Bolsa de Nueva York terminó la semana con una sesión de muy pocos movimientos que, sin embargo, permitieron que el Dow Jones de Industriales subiera finalmente un 0,5% y superara la cota de los 8.000 puntos perdió hace casi dos meses.

Ese índice, el más importante de Wall Street, terminó la sesión con una subida de tan sólo 39,51 unidades, para quedar en 8.017,59 y cerrar así en su nivel más alto desde el pasado 9 de febrero.

El selectivo S&P 500 avanzó el 0,97%, para acabar en 842,5 enteros, mientras que el índice del mercado Nasdaq avanzó el 0,97% y llegó a los 1.621,87.

Pese a que la sesión discurrió en su mayor parte en números rojos, al final la Bolsa de Nueva York acumuló su cuarta sesión consecutiva de subidas.

Además, y según cálculos del portal financiero MarketWatch, el Dow Jones de Industriales concluyó este jueves sus cuatro mejores semanas consecutivas desde 1933, gracias a que los inversores siguen apostando por la recuperación de la economía estadounidense, pese al aumento del paro.

El dato publicado este viernes que el desempleo en Estados Unidos alcanza ya el 8,5% ayudó a frenar el avance del parqué neoyorquino, consciente de que desde que comenzó la recesión en diciembre de 2007, el país ha perdido 5,1 millones de puestos de trabajo en términos netos.

En cualquier caso, el Dow Jones acumuló una subida semanal del 3,1%, el S&P 500 del 3,3% y el Nasdaq del 5%. En lo que va de año los dos primeros índices han caído un 8,65% y un 6,73%, respectivamente, mientras que el Nasdaq ha sumado un avance del 2,84%.

La estrella de ese mercado fue Research In Motion (RIM), que subió el 20,78% y terminó a 59,29 dólares, empujado por los resultados empresariales publicados ayer tras el cierre del mercado.

En su último ejercicio fiscal, esa compañía, fabricante de las conocidas BlackBerry, ganó 1.890 millones de dólares, un 46,3% más que el año anterior, mientras que sus ingresos alcanzaron los 11.070 millones, lo que supone un incremento del 84% debido en buena parte a la venta de unos 26 millones de teléfonos móviles.