Así ofrecen dinero a bogotanos que se presten para “inmovilizar” Uber

El número de contacto que aparece en el volante corresponde al de un líder del gremio, que niega estar involucrado.

/Gustavo Torrijos
/Gustavo Torrijos

Hugo Ospina, líder de taxistas y crítico de las plataformas digitales que intermedian servicios de transporte, negó ser el autor o estar detrás de un volante en el que supuestamente el gremio de taxistas ofrece recompensas por ayudar a “inmovilizar” vehículos que trabajen con la aplicación Uber.

Sin embargo, afirmó en conversación con El Espectador: “si tuviera dinero suficiente para hacer ese volante, lo hago”. Se trata de una comunicación que está circulando por redes sociales que invita a los bogotanos a descargar la aplicación y a comunicarse con un número celular para recibir instrucción. El número coincide con el del teléfono de Ospina.

“Llegué a Barranquilla y me encontré con ese volante. Es una estrategia de los señores de Uber porque como les están dando tan duro. La Policía ya lleva más de 1.000 vehículos en el plan de choque y quieren desprestigiar la labor que estamos haciendo”, aseguró. A continuación, reiteró: “Yo pagaría para que los inmovilizaran pero no lo tengo (el dinero)”. Este medio quiso conocer los comentarios de Uber al respecto, pero la plataforma informó que no se pronunciará.

A principios de agosto, se lanzó un plan de choque para que las autoridades locales combatan la operación de vehículos que usan plataformas como Uber para transportar pasajeros. La estrategia contempla operativos y controles en la vía por parte de la Policía, con sanciones a quienes quebranten las normas y presten servicios para los cuales no están habilitados.

En reunión celebrada entonces con el gremio de taxistas y con la presencia del viceministro de Transporte, Alejandro Maya, se firmó un acta en donde los taxistas adquirieron el compromiso de mejorar la prestación del servicio y no realizar ningún cese de actividades.

El Ministerio de Transporte se comprometió a apoyar a las autoridades locales en la ejecución del plan de choque para el control de la ilegalidad en el transporte público individual de pasajeros y a mantener un diálogo permanente con los gremios del sector.

Temas relacionados