Así se lidera desde el ejemplo

Tres casos que le enseñarán cómo, con pasión y dedicación, se pueden hacer cambios en las personas, las empresas y la sociedad.

Manel Estiarte, legendario jugador español de waterpolo. / Fotos: Andrés Torres

En la meditación, en el trabajo en equipo y en la agricultura pensada dentro de una gran ciudad puede estar la respuesta. O allí, por lo menos, la encontraron Tal Ben Shahar, Manel Estiarte y Stephen Ritz, tres destacados líderes que estructuraron formas novedosas de conseguir equipos competitivos, potencializarlos y hacerlos más que efectivos, mientras otros seguían haciendo lo mismo. Los tres, invitados por el World of Business Ideas (WOBI), le contaron a un nutrido público en la biblioteca Julio Mario Santo Domingo cómo cada persona tiene el potencial de llevar la batuta, de ponerse la 10 y cambiar la sociedad, si así se lo propone.

Tal Ben Shahar, versado orador, fue presentado como “uno de los mayores expertos en la ciencia de la sicología positiva y la felicidad, cuya clase de sicología positiva en Harvard fue la más popular de la universidad”. Lo suyo es el liderazgo, como alegremente advertía, positivo, y tomando como base encuestas y estudios corporativos y del comportamiento de los empleados en 63 países con 1,1 millones de personas indagadas, dejó claro que “la gente está equivocada” porque conoce con más acierto sus debilidades que sus fortalezas. Y ahí está la clave. Para Tal Ben Shahar, el líder, el mejor líder, es quien reconoce sus fortalezas y las usa en su trabajo. Quien labora en lo que le da energía, en lo que sabe que es muy bueno, y quien sabe que puede ser buena pareja de alguien que es fuerte en lo que él es débil.

Desde su experiencia —es el director de aprendizaje del Wholebeing Institute, una organización educativa enfocada en ayudar a individuos y grupos a vivir su vida al máximo—, soltó algunas perlas para tener en cuenta: “Entre los mejores, el estrés no es un problema: los hace más fuertes, mejores padres, mejores individuos”. Y dio un ejemplo: “Cuando van al gimnasio están estresando sus músculos. Y lo hacen a diario, por meses, por años. El problema no es el estrés, el problema es cuando se lesionan. El problema es la falta de recuperación. Ya sea en el ejercicio o en el trabajo, en la vida”. Advierte que “no es posible eliminar el estrés en el mundo de hoy, y más si se quiere ser exitoso. La clave no es eliminar el estrés, es manejarlo”.

Por eso su teoría está enfocada en identificar comportamientos de liderazgo que realmente hacen una diferencia en el desempeño. ¿Eso qué quiere decir? Que quien logra identificar sus fortalezas, quien tiene un buen estado de salud (manejar el estrés con, por ejemplo, la meditación), trabaja en el ensimismamiento (el desarrollo de personas más fuertes, porque escuchan y saben escuchar a los demás), relaciones y propósito (hacer de lo que pasa a diario, de lo ordinario, algo extraordinario, junto con los colegas y la familia) es el individuo más fuerte, el que tiene las mejores condiciones. Así son los mejores líderes del siglo XXI.

Luego, con la ayuda de un par de videos que mostraban la gloria que le da al ser humano el deporte, apareció Manel Estiarte, jugador de waterpolo y medallista de oro olímpico con la selección de España. Lo suyo, en pocas palabras, es hablar del método Pep Guardiola, el entrenador de fútbol que logró todas las copas con el FC Barcelona y quien ha llevado su éxito también al Bayern Múnich. “Muchas veces creemos que los demás tienen defectos, pero resulta que son realmente virtudes cuando se trabaja en equipo”.

Y, después de relatar en detalle su osadía para llegar al título, soltó una máxima con mucha carga emocional: “Hay que tomar decisiones. Eso se hace en el deporte. Se hace en la vida. Después, por no tomarlas, usted se va a arrepentir. No hay que tener miedo. Hay que intentarlo siempre”. Y recordó entonces cómo Guardiola hablaba de algunos de los jugadores del club catalán. “Leo Messi es un líder, quiere ganar todos los partidos, ha llorado por perder, pero no es el más motivador. Iniesta es humilde, pero nada de comunicación. Puyol es un guerrero, es generoso, pero con el balón en los pies... mmm”.

Entonces fue claro: “No podemos pedirle al mismo jugador, a la misma persona, que gestione, que ejecute, que no falle, que lidere siempre el equipo. Eso no se puede hacer solo. Eso haría más pobre al grupo. Intenta hacer tu trabajo lo mejor posible y que quien esté cerca de ti esté feliz de trabajar. Eso hace un equipo”.

Al final de la mañana apareció el más motivador, sin duda: Stephen Ritz, quien se presentó como un educador a secas. Un hombre de más de 1,80 metros, camiseta blanca y sombrero de granjero. Cómo no lucir así si en sus manos ha estado la transformación del Bronx en Nueva York, pues como maestro de Bronx County logró crear junto con sus alumnos granjas en medio de la ciudad, le cambió el aspecto a esa lúgubre zona de la ciudad estadounidense, les está dando oportunidades laborales a los muchachos —2.200 empleos— y además proporciona alimentos para los restaurantes y locales de la zona. Su trabajo ha sido tan destacado que ha aumentado la asistencia diaria al colegio de estos niños y adolescentes, de 40 % a 93 %. Ganó el premio EPA de los Estados Unidos por transformar las creencias y los paisajes de la ciudad de Nueva York y también fue nombrado uno de los diez finalistas del Global Teacher Prize Award 2015.

“No sólo cultivamos comida, cultivamos justicia”, dice Ritz, cuando recuerda que “el 100 % de mis estudiantes tienen algún tipo de necesidad” y por eso su principal mensaje es que, a pesar de la adversidad, del lugar donde se nació o en el que le toca vivir a cada ser humano, “sí se puede” hacer un cambio. Y su caso es el mejor ejemplo que como líder les da a sus “muchachos” y a todos los líderes en el mundo que lo han escuchado, como el papa y los expresidentes de Estados Unidos. Y como Ritz, Tal Ben Shahar insistía en lo correcto: “Las mejores personas encuentran un verdadero significado en lo que hacen día a día. No creen que es un deber”. Y usted, ¿ya encontró el significado?

 

últimas noticias