Aspen Labs, la novena farmacéutica del mundo, llega a Colombia

La firma ha invertido US$20 millones en los últimos siete meses para instalarse en el país, a los cuales se sumarían otros cinco en lo que resta de 2014.

José Fernando Beltrán presidente de Aspen Labs para la Región Andina. / Cristian Garavito

 

El 10 de junio, Aspen Labs, cuyas ventas a nivel mundial ascienden a US$4.000 millones, se presentará formalmente en el mercado colombiano. Se trata de un hito para este laboratorio sudafricano, presente en 165 países, incluidos todos los latinoamericanos, pues se espera que la región represente el 15% de sus ganancias. La compañía, sin embargo, ya había tenido el año pasado un acercamiento al país con la compra del portafolio nutricional de Nestlé/Pfizer para América Latina.

En diálogo con El Espectador, José Fernando Beltrán, su presidente para la Región Andina, explicó los objetivos de la compañía y por qué Bogotá será el centro regional de operaciones. El ejecutivo hizo énfasis en la facilidad al acceso de medicamentos como estrategia comercial.

¿Por qué se escoge a Colombia como plataforma para toda la Región Andina?

Aspen, en Colombia y Latinoamérica, no es tan conocida. Sin embargo, estamos hablando de una compañía que tiene 160 años de historia, que ha logrado expandirse en las últimas dos décadas. Dentro de esa expansión, es importante la geográfica, y Latinoamérica ha sido identificada claramente como una prioridad. En noviembre pasado, no teníamos presencia en Colombia, Perú, Ecuador, Chile ni Bolivia. A la hora de entrar, hubo competencia. Hay unos buenos países que ofrecen características similares a las colombianas. Pero después de hacer un análisis, nos decidimos por su estabilidad, su proyección económica y la gran receptividad que tiene para la inversión extranjera. Uno de los factores fundamentales fue la capacidad que tenemos de infraestructura, de proveer servicios, desde el punto de vista logístico, de call centers y el talento local.

¿El 10 de junio es el lanzamiento de las operaciones en toda la Región Andina?

Exacto. Desde noviembre creamos la entidad legal y contratamos a todo el grupo. Desde entonces, en Colombia tenemos alrededor de 75 empleados directos, más cerca de 150 empleos indirectos para soportar toda la estructura organizacional.

¿Y cuántos más empleos se generarán?

Eso va muy ligado al tema de ventas. Al definir que Latinoamérica y, particularmente la Región Andina, era muy importante, lo que hizo Aspen durante dos años fue conocer el entorno. El año pasado se concretó la compra del negocio nutricional de Pfizer/Nestlé.

Empezamos de cero y hoy tenemos 75 empleados y ventas de US$70 millones. La idea para el año siguiente es duplicar esas ventas, un tema ligado a la generación de empleo. Básicamente, queremos ampliar nuestra estructura comercial a todo lo que es representantes médicos de ventas, la parte comercial que atiende distribuidores y también la logística y distribución, para garantizar que llevemos los medicamentos y todos nuestros productos a todos los países.

¿US$70 millones en ventas Colombia o la Región Andina?

En la Región Andina, de los cuales el 40% pertenece a Colombia. Nuestra proyección para los siguientes cuatro años es llegar a US$600 millones.

¿Aspen se enfoca en genéricos a nivel mundial?

Somos la novena compañía de genéricos en el mundo. Por dar una cifra, tenemos la capacidad de producir 20 millones de tabletas al año. Pero tenemos tres áreas terapéuticas principales para la región: salud de la mujer, con productos dirigidos al tratamiento de la menopausia y patologías que la afectan sobre todo a ella; el cuidado crítico, con medicamentos que se usan a nivel hospitalario y los medicamentos de venta libre. Esto, sumado al área de nutrición.

¿Por qué Colombia es un mercado atractivo para los genéricos, sabiendo que hay una buena oferta, por no decir un mercado saturado?

Esa es la pregunta que me hizo mi jefe cuando presentamos el caso. ¿Por qué Colombia, donde ya hay las multinacionales que todo el mundo conoce? Nuestro factor diferenciador es el tema de acceso. Aunque hoy en día exista una amplia oferta de genéricos, todavía se habla de que no se llegan a cubrir a todas las poblaciones vulnerables y las minorías, y, segundo, por todos los problemas que puede tener el sector salud. No hay acceso fuera de las grandes ciudades o está limitado, ya sea por temas de distribución o por restricciones. Sabemos todos los temas de producción y de cómo ser competitivos en costos, y creo que nuestro gran reto es entender la dinámica de nuestros países y encontrar alianzas estratégicas para el acceso, como hemos hecho muy efectivamente en África y Sudáfrica.

¿La reforma al modelo de salud en Colombia tuvo algo que ver con la llegada de Aspen a Colombia, sobre todo por lo que se establece para el control de precios de los medicamentos?

Definitivamente. En Colombia, además de todas las ventajas económicas, hay una gran oportunidad porque las reformas van encaminadas a cómo mejorar el acceso a los medicamentos a la mayoría de la población.

¿Trabajan con biotecnología?

En este momento la tenemos dentro del portafolio, pero lo evaluaremos posteriormente. Por ahora, no es nuestra prioridad.

¿La Alianza del Pacífico se perfila como un elemento importante para su operación regional?

Efectivamente. Para nosotros, al manejar la Región Andina desde Bogotá, todos los acuerdos y alianzas son importantes. Inicialmente, es básico para la distribución y los aranceles. Pensamos crecer orgánicamente, pero no se descarta buscar alianzas o compras de otras compañías que nos permitan competir mucho más.

¿Planean tener plantas en Colombia?

Hay 23 plantas a nivel mundial, algunas en Europa, en Sudáfrica y en Australia. En Latinoamérica tenemos inicialmente en México y Brasil. Con ellas tenemos la capacidad de producir todo el portafolio: orales, tabletas, cápsulas. Todas las características. Pero en este momento, no tenemos ningún plan ya concretado de producción en Colombia.

 

Temas relacionados