Audi prevé aumentar 6 % sus ventas en México en un año de renovaciones

La marca automotriz Audi prevé aumentar sus ventas este año en México por arriba del 6 %, una cifra positiva pero menor al 10,5 % de 2014 debido a una intensa renovación de modelos que disminuirá la presencia de unidades en el mercado.

"Para 2015 el crecimiento a dos dígitos está difícil porque estamos con muchas novedades (...). Es un año importante para la marca porque vamos a renovar casi toda la gama, y cada vez que sale un modelo baja (al principio) la producción", explicó a Efe el director general de Audi en México, Walter Hanek, en una entrevista telefónica.

Hanek dio una estimación de crecimiento para 2015 "por arriba del 6 %". En 2014, la firma alemana vendió 12.939 unidades en México, ubicándose en cabeza del segmento de lujo con un 28 % de cuota de mercado, detalló.

Además, el 10,5 % de crecimiento interanual fue mayor al 7 % de alza general en los coches premium, detalló el directivo, quien recordó que México fue el mercado latinoamericano más importante para la automotriz hasta el primer cuatrimestre de 2015, cuando Brasil rebasó la primera plaza.

La industria automotriz vive un momento dulce en México con un sostenido aumento tanto en exportaciones como en ventas.

Según datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), entre enero y abril de este año se exportaron 922.029 vehículos ligeros, lo que representó un incremento interanual del 14 %.

En cuanto a ventas internas, en el acumulado al cuarto mes se comercializaron 400.953 vehículos, un aumento del 22,2 % frente a los mismos meses de 2014.

En este contexto de bonanza, Audi en México tiene el reto de traer más coches "mes a mes" para no frenar su ascenso en ventas e introducir los nuevos productos en la nación, reconoció Hanek.

El fabricante alemán presentó en febrero pasado a nivel mundial un nuevo A6 y A7, que será comercializado en 2016, este mayo renovaron dos modelos del A1 y a principios de junio presentarán las modificaciones de la camioneta Q3, precisó.

Aunado a ello, dijo, en verano se lanzará un modelo nuevo del Audi TT, con un tablero completamente electrónico y a finales de año la segunda generación de la Q7, una camioneta grande que se presentó en Detroit a comienzos de 2015.

Los nuevos modelos se venderán en México entre este año y principios del siguiente, pues hay un desfase de unos tres meses frente a otros países por temas de producción, especificó.

Con ellos, el fabricante alemán -que forma parte de Grupo Volkswagen- pretende incrementar las ventas frente a sus competidores directos a nivel mundial, BMW y Mercedes Benz.

Audi también busca aumentar su producción en México, pues en 2016 se prevé que abra la primera planta del continente americano en San José Chiapa, en el central estado de Puebla, tras una inversión de 1,3 mil millones de dólares.

"Se producirá la camioneta Q5 a mediados del próximo año. Será la planta con la tecnología más moderna de Audi", señaló el director, que resaltó que este modelo solo se producirá en el país.

La fábrica en Puebla generará 3.500 empleos directos y 20.000 indirectos, y es un ejemplo del "boom" automotor de México, que exporta cerca del 70 % de su producción hacia Estados Unidos.

Con 18 fábricas de las principales marcas ubicadas en distintos puntos del territorio, en el primer cuatrimestre se produjeron 1.132.481 unidades manufacturadas, un crecimiento de 10,7 % en relación con la producción del mismo acumulado de 2014.

La automotriz japonesa Toyota dijo que invertirá 1.000 millones de dólares en una planta para fabricar su modelo Corolla, mientras que el fabricante estadounidense Ford anunció que destinará 2.500 millones de dólares a varios proyectos en México.

Días mas tarde, el fabricante de neumáticos Goodyear reveló que invertirá 550 millones de dólares en una nueva planta en el país que operará a partir de 2017. 

Temas relacionados