Autoridades de Colombia y Venezuela suscriben acuerdos

Combatirán bandas dedicadas al contrabando de combustible.

Foto: Archivo Particular

 Los gobiernos de Colombia y Venezuela acordaron este jueves un plan de choque binacional para frenar el contrabando de combustibles en la frontera.

El anuncio fue hecho desde Maracaibo por el ministro de Minas y Energía de Colombia, Amylkar Acosta Medina, quien explicó que los dos gobiernos trabajarán mancomunadamente para golpear con contundencia a las bandas que hay detrás de este negocio ilegal que afectan las finanzas de los dos países.

“Las autoridades intercambiarán información y se coordinarán para hacer más eficaces los operativos contra las bandas delincuenciales que están detrás de dicha actividad”, explicó Acosta al término de una reunión binacional liderada por los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín y de Venezuela Elías Jagua.

El acuerdo incluirá la puesta en marcha de programas sociales que beneficien a las poblaciones fronterizas, quienes por falta de oportunidades económicas o de medios alternativos se subsistencia, terminan involucradas en el contrabando de combustibles que no solo ponen en riesgo su vida, sino que atentan contra los ingresos de la economía local.

El ministro agregó que el gobierno venezolano mostró su interés de reactivar el convenio para suministrar combustibles a Norte de Santander al precio de paridad internacional.

Ecopetrol presentará a PDVSA sus nominaciones para hacer efectivos los requerimientos para Norte de Santander, de acuerdo a las necesidades de la población, recalcó el jefe de la cartera de Minas y Energía.

Los distribuidores de combustibles calificaron la decisión como positiva, pero mostraron su reserva frente a la efectividad de las medidas que se van aplicar.

Sobre el contrabando de gasolina que ingresa al país procedente de Venezuela, el director de la DIAN, Juan Ricardo Ortega, ha señalado que diariamente pueden entrar a Colombia un millón de galones, lo que representa pérdidas por $ 600 mil millones al año.

Rafael Barrera, presidente de Fendipetrol había alertado al Gobierno nacional sobre el incremento del contrabando del combustible, a tal punto que advirtió que esta gasolina ha llegado hasta Bogotá. Este problema se está extendiendo por todo el país como un cáncer