Aval, Celsia y Codensa mueven el mercado de valores

Tres de las compañías más grandes del país en sus sectores, anunciaron emisiones millonarias.

Aval, el grupo financiero más grandes del país, junto con Celsia y Codensa, dos de las compañías mejor ranqueadas del sector energético colombiano, están agitando el mercado de valores. 

Según el reporte de la superintendencia Financiera, la junta directiva del Grupo Aval anunció la aprobación del reglamento de suscripción y colocación de acciones ordinarias con sujeción al derecho de suscripción preferencial por un monto de hasta de 2,4 billones de pesos.

Precisa el informe que igualmente se autorizó a la entidad para tramitar el incremento del cupo global del programa de emisión y colocación de acciones.

Mientras tanto Codensa anunció que este viernes realizará una emisión de bonos en el mercado local dentro de su programa de emisión y colocación por un monto de hasta 375.000 millones de pesos, una jugada aprobada por la superintendencia Financiera de Colombia.

En el camino de Condensa y Aval se encuentra la compañía Celsia que logró la autorización para la inscripción en el Registro Nacional de Valores y Emisores de 800.000 bonos ordinarios de valor nominal de un millón de pesos cada uno, así como la correspondiente oferta pública de estos papeles.

Para los analistas del sector, el anuncio de Codensa puede significar una búsqueda de recursos para apalancar su negocio, así mismo Celsia puede estar enviando un mensaje de que continúa con su interés por participar en el negocio de Isagén. Por su parte, la operación de Aval se dirige a ampliar su portafolio. 

“Creemos normal hacer este tipo de remplazos de financiamiento.  Van estos bonos y van a sacar otros y con los recursos adicionales van a apalancar su negocio”, dijo a El Espectador Daniel Escobar, de Global Securities, refiriéndose a Codensa.

Respecto al anuncio del Grupo Aval, Diana Mosquera, de la misma firma, aclaró que “llama la atención” el anuncio de la financiera. “Emitir una acción ordinaria es emitir un título en el que pueda haber un poder de decisión, es como si estuviera cediendo parte del control de la compañía. Con la emisión preferencial se tiene una acción preferencial, pero no se perdería control de la compañía. Como va, está dirigida solo a los actuales accionistas, entonces puede ser que tiene una ampliación de portafolio mediante los actuales accionistas”, dijo.