Avanza el fondo cafetero de estabilización

El gremio busca más mecanización.

Bloomberg.

Luego de un año en la gerencia de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo entregó un balance de su gestión y contó sobre el avance de la estructuración del fondo de estabilización de precios que esperan los caficultores. “Aspiro a presentar la propuesta (del fondo) a finales de septiembre o principios de octubre. El origen de los recursos serán definitivamente fuentes externas (cooperación internacional y organismos multilaterales), porque ni los caficultores ni el Gobierno tienen los recursos”, aseguró.

Anunció que la Federación se encuentra planeando un encuentro mundial de cafeteros en Medellín para mediados del próximo año. “Colombia ha retomado la vocería con los principales actores del sector cafetero a nivel mundial”, dijo. Sobre las proyecciones de este año, la Federación de Cafeteros cuenta con que la cosecha de 2016 cerrará con una producción de 14,5 millones de sacos, por un valor cercano a los $6,5 billones.

Vélez resaltó resultados de su gestión que, según él, ha estado enfocada en dar o aumentar la rentabilidad de la actividad cafetera y la unidad gremial, que estaba resquebrajada por diferencias entre los comités. Varias de las medidas adoptadas durante su liderazgo han sido discutidas o por lo menos sorpresivas, como la exportación de cafés de menor calidad (que aumentaron por el fenómeno de El Niño) y la exportación de café en menor cantidad.

“La exportación de pequeña cantidad es una opción para aquellos cafeteros que tienen contratos en el exterior, pero hay que tener en cuenta que el café sea de excelente calidad, no café común, porque los costos altos de producción se deben compensar con el pago de la libra”, opinó Carlos Cardona, del comité cafetero del Quindío.

Por su parte, Jorge Julián Santos, del comité de Santander, reconoció que se ha logrado la unidad gremial. “Al hablar de rentabilidad, todos estamos enfilados en el mismo tema”. Agregó que con la posibilidad de exportar cafés pasilla “se ha logrado ponerles un mejor precio. Hay un nuevo enfoque de comercialización”.

Vélez Vallejo afirmó que el gremio, con su centro de investigación Cenicafé, está trabajando en aumentar la rentabilidad del caficultor, desarrollando variedades más productivas “para subir de 18 sacos por hectárea en promedio a por lo menos 22 sacos”. Por el lado de la reducción de costos, dijo: “Hay que trabajarle al costo de mano de obra vía mecanización, alternativas o complementos para la mano de obra y, en cuanto a fertilizantes, el otro gran costo, vemos la factibilidad de importarlos de forma directa (desde Rusia), por parte de la Federación, para disminuir el costo”.