Ayudas desbalanceadas

En medio de la crisis, los representantes de los paperos señalan que, en comparación con el café y la ganadería, el sector sólo ha recibido en la última década $1.200 millones en auxilios.

Los productores de papa marcharon en Bogotá reclamándole al Gobierno mayores apoyos.  / Colprensa
Los productores de papa marcharon en Bogotá reclamándole al Gobierno mayores apoyos. / Colprensa

Pese a que el Gobierno sostiene que durante la administración del presidente Juan Manuel Santos se han destinado $9 billones en ayudas directas y créditos para el sector agropecuario, el gremio productor de papa —en medio de la crisis que atraviesa— señala que en la última década los apoyos que ha recibido no pasan de $1.200 millones, monto que se ha destinado a inversión y desarrollo.

“Es preocupante ver cómo se reparte el presupuesto del Gobierno para dar subsidios. El 50% va para el café, el resto se distribuye entre maíz, arroz y cacao. Los subsidios deben ser proporcionales y no entendemos cómo este sector no se tiene en cuenta. Hay una discriminación”, señaló el presidente de Fedepapa, Alejandro Estévez, quien reconoció que los paperos tienen como punto débil no estar tan bien asociados y no contar con la información suficiente para pedirle al Ejecutivo tomar decisiones más contundentes.

Según cifras del Gobierno, entre agosto de 2010 y febrero de 2013 al café se le dieron ayudas por $3,4 billones (entre créditos y aportes directos). En el mismo lapso, los ganaderos recibieron por el mismo concepto $3,3 billones; los arroceros, $1,25 billones; los maiceros, $600.000 millones; el cacao, $323.000 millones, y los algodoneros, $264.000 millones.

César Pachón, representante del Movimiento por la Dignidad Papera —el cual busca representar a agricultores de departamentos como Boyacá, Cundinamarca, Nariño y Antioquia—, señaló que al igual que el café y el cacao, los 120 mil cultivadores de papa del país deberían poder acceder a subsidios equitativos en medio de malos tiempos.

“Le estamos insistiendo al Gobierno en un precio de sustentación por carga de papa y dar alivios a los agricultores en materia de créditos”, explicó el vocero de la organización, quien reiteró que para producir una carga del tubérculo un agricultor invierte $85.000 y le pagan en el comercio cerca de $30.000.

Ayer, pese al llamado del Gobierno a levantar los bloqueos, todavía persistían las concentraciones de los agricultores, quienes atravesaron rocas y árboles en la carretera que de Tunja (Boyacá) conduce a Barbosa (Santander).

“La protesta social se respeta, pero no se puede tolerar el cerramiento de carreteras. A los paperos les hemos dicho que vamos a buscar fórmulas dentro de las posibilidades fiscales del país, pero no se puede hacer lo imposible. Poner un precio de sustentación no es factible. Estamos estudiando medidas que les puedan bajar costos sin llegar a una remuneración base”, aseguró el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo.

Recientemente el Gobierno autorizó ayudas anuales de $2.500 millones para incentivar el consumo de papa y también anunció que se desembolsarán $1.450 millones para investigación a través de Corpoica y que se darán facilidades crediticias a los productores para refinanciar sus deudas con la banca.

Ayer, al cierre de esta edición, los representantes de los paperos continuaban reunidos con el ministro Restrepo y con otros representantes del Gobierno, debatiendo la posibilidad de poner en marcha subsidios para el sector y de conseguir más alivios en materia de deuda.

[email protected]

@hector_sandoval