Baja de tasas superó expectativas del Gobierno colombiano

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, asegura que ya hay bancos que las tienen incluso debajo del 6% para la compra de vivienda.

En el foro de la revista británica The Economist, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que 2013 no será un mal año para la economía nacional. /Gabriel Aponte
En el foro de la revista británica The Economist, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, dijo que 2013 no será un mal año para la economía nacional. /Gabriel Aponte

Durante el foro de la revista británica The Economist, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, le dio a entender al auditorio y a los expertos de la Cepal y del Banco Interamericano de Desarrollo que pese a los impactos que se han registrado en el crecimiento del primer trimestre debido a la caída en la producción de carbón, 2013 va a ser un buen año para la economía colombiana.

En entrevista con El Espectador, destacó el aumento de la demanda de vivienda debido a que se redujeron las tasas de interés a niveles inferiores al 6%. Sin embargo, dijo que en Bogotá –donde aún hay trabas para la construcción-, se deben buscar soluciones e invitó al alcalde de la capital, Gustavo Petro, a sentarse a dialogar cuantas veces sea requerido.

¿Qué van a buscar en la próxima reunión con el Emisor?

En el tema cambiario todo el foco del Gobierno está puesto en la reunión de la junta directiva del Banco de la República la semana entrante, porque es ahí donde se va a definir el programa de compras de junio a diciembre. Buscamos que la decisión que se tome sea muy favorable para la tasa de cambio y para la industria y la agricultura.

El objetivo es la tasa de cambio...

No tenemos como objetivo la tasa de cambio, lo que decidimos es sobre un plan de compras que hoy está en US$750 millones mensuales. Lo que se busca es que se pueda mantener mes a mes, de junio hasta diciembre, porque ese plan termina el 31 de mayo. Lo que esperamos es darle continuidad.


Se habla de una baja en las tasas de interés...

Habrá que esperar qué información se tiene en la próxima junta y si se amerita un camino en esa dirección. Por el momento no veo una necesidad en el cambio de postura.

¿Se despertó una demanda en los créditos de vivienda?

Claro, se ha despertado un gran dinamismo en la demanda de vivienda. La encuesta de consumidores de Fedesarrollo en la pregunta puntual de si es un buen momento para comprar casa, la respuesta fue mucho más positiva de lo que se tenía en los meses anteriores a abril. Los hogares están haciendo cuentas.

Cuando baja la tasa de interés a la mitad, del 12% a la mitad o menos, es más fácil acomodar los presupuestos familiares. Esa reducción ha generado enorme demanda de vivienda, el ritmo ha desbordado cualquier expectativa nos han informado los bancos.

Pero el precio de la vivienda ha subido…

Esta medida tiene como intención elevar la demanda y por supuesto la construcción de nuevas viviendas Los constructores están iniciando nuevos proyectos. Donde hay trabas para la oferta, como en Bogotá, tenemos que buscar soluciones. Por eso estoy dispuesto a sentarme con el alcalde Gustavo Petro tantas veces como sea necesario para que aprueben los proyectos, para que en la capital no se convierta en que los estímulos a la demanda se traduzcan en mayores precios. Por eso mi invitación cordial y amable al alcalde Petro.

El 30% sigue siendo muy alto para la cuota incial de la vivienda…

Eso lo que nos permite es asegurar que la calidad de la cartera sea buena. Fíjese lo que pasó en Estados Unidos: se podía comprar con el 10% o el 5% o incluso nada, y eso fue lo que detonó la crisis financiera. Se trata de no sobreendeudar a los hogares, de manera que eso nos protege frente a burbujas y es una garantía.

Yo creo que la clave es reducir las tasas de interés. La mejor noticia fue romper con ese nudo gordiano que tenía atrapadas las tasas de interés de los créditos de vivienda en el 13% y nosotros por medio de la concertación y de los subsidios, detonamos una gran competencia. Yo mismo me he sorprendido de ver cómo se había acordado que la tasa máxima debía ser del 7% y ya vamos en el 5,9%. Esto es para vivienda media, pero para los estratos altos también se han dado reducciones importantes.

¿Las compras de dólares de los fondos han funcionado?

Estamos muy complacidos porque la medida ha sido bien recibida. Los fondos de pensiones han tomado la decisión de diversificar sus portafolios y de hacer más inversiones en dólares, lo que ayuda a la tasa de cambio.

Comprar reservas internacionales impacta dice el Emisor…

Es un costo que tenemos que asumir, que impacta, pero la Nación asume esa responsabilidad y eso lo paga el Estado, no el Banco de la República. Hay que tener una tasa de cambio más comeptitiva y es un costo que hay que asumir.

Todo va en caída. Por ejemplo, exportaciones e industria…

No se sorprendan al ver esos datos negativos de marzo negativos porque es un efecto estadístico. Tuvo un 14% menos de días hábiles y eso se traduce en menos producción, menores exportaciones y tiene su efecto.

Los datos que miden el clima de los negocios son muy positivos. Hay que esperar más meses, porque abril tendrá más días hábiles que los que tuvo el mismo mes del año pasado, entonces se verá una compensación. Al final del día las cifras de crecimiento económico están en 4,1% para los más pesimistas, mientras que el Gobierno proyecta un 4,8%.

Nadie habla de un mal año. La economía se está dinamizando. Ninguna variable va a tener mayor impacto este año que la reducción de las tasas de interés en la vivienda. No es sólo la construcción, sino los insumos para la misma, y eso lo hace la industria.

¿Qué esperan de la Alianza del Pacífico?

Que se logre el acuerdo que en este momento se está negociando. Consolidar un mercado del tamaño de Brasil, la integración de las bolsas, tener un mercado único que nos ayuda a crecer como país manufacturero.

¿Y el crecimiento del primer trimestre cómo lo proyectan?

Es un trimestre afectado por la producción de carbón, por el paro en el Cerrejón y el tema de la Drummond, además de las cifras de industria. Por eso creo que estará por el orden del 3%. Las cosas van mejorando y la economía mejorará el resto del año.

El gobierno va a tener una reunión con los sectores industriales. ¿Qué les van a pedir ellos?

Vamos a hablar con el sector automotor, tanto con ensambladores, carroceros, autopartistas y vamos a buscar medidas allí.

La Cepal y el BID dijeron que el año pasado llegaron los coletazos de la crisis de Europa, pero que este año esos ventarrones van a llegar de frente. No saben si Colombia va tener con qué aguantar esos fuertes vientos…

Pero por otro lado Estados unidos está mejorando frente a lo que estaba hace un año. Para nosotros es más importante Estados Unidos, y en esa medida la información que llega desde Norteamérica son más favorables de lo que estábamos esperando.

¿Es cierto que no estamos ahorrando tanto como deberíamos?

Yo creo que Colombia está muy bien en materia de ahorro, hemos hecho mucho ahorro en materia fiscal.

últimas noticias