La banca humana sí es buen negocio

Las millonarias cifras que reveló Bancolombia sobre su comportamiento del año pasado dejaron deslumbrado al mercado.

Cortesía

“Los resultados del año anterior son los mejores de la organización en sus 14 décadas de existencia, alcanzando utilidades consolidadas por $1,9 billones de pesos (+24%) y un total de activos por cerca de $150 billones de pesos (+14%)”. Así contundente, Bancolombia informó ante la Superintendencia Financiera cómo cerró el 2014 en materia de números.  Y es que les fue muy bien. Lograron, el año pasado, una capitalización de $2,7 billones, una emisión de acciones preferenciales que culminó en marzo y gracias a la cual cerca de 70.000 accionistas están vinculados a la organización. En resumidas cuentas, la sacaron del estadio.  ¿Pero cómo lo hicieron? Carlos Raúl Yepes, presidente de la entidad financiera, le contó a El Espectador, en medio de la celebración de los 140 años de la organización que lidera.

Obtuvieron los mejores resultados en 140 años. ¿Qué hicieron?

Esto no es un resultado improvisado, lo es de un plan, una estrategia definida por la organización, es la evolución del Grupo Bancolombia con los liderazgos en los diferentes segmentos del mercado. Y esa evolución nos lleva a tener un crecimiento rentable, eficiente que sea sostenible en el tiempo, que sea perdurable y que las relaciones en todos los ámbitos que tenemos, todas, sean de largo plazo. Y ese plan financiero que adelantamos tiene una palabra clave: disciplina.

Nosotros cuando ejecutamos estrategia hacemos escogencias y eso implica renuncias y eso nos lleva a consolidar una organización que está evolucionando en un estilo de gestión empresarial diferente al de la banca, con una propuesta de innovación y eso hace que se produzcan tan buenos resultados. Aquí no se trata de ver cuánta plata nos ganamos sino por qué no las ganamos y cómo la ganamos. No se trata de ver sólo utilidades sino cuánto valor generamos.

Se aplica una estrategia, que se ejecuta con disciplina, que es innovadora y que produce muy buenos resultados cuando uno analiza el balance, sus estados financieros y por supuestos su estado de resultados.

Ustedes, como el Éxito, se convierten en un índice país. ¿Entonces lo que hay que traducir es que si a ustedes le van bien, al país le va bien? 

Efectivamente cuando a una entidad financiera como Bancolombia le va bien, al país le va bien, porque es el espejo, nosotros estamos en todos los sectores de la economía, estamos en todo el país, en sectores y subsectores. Los resultados se remiten al 2014, que fue bueno en cuanto a la calidad del balance, que tiene muy buenos niveles de cobertura, de protección del balance mismo, en este caso Bancolombia por cada peso vencido tiene $1,54, eso es garantía de solidez, la cartera venda está en niveles del 2,9%, que es absolutamente manejables, eso quiere decir que las empresas, los colombianos, están honrando sus obligaciones.

Pero esto es una historia. Lo que uno ve es que sí hay una moderación en el crecimiento en los últimos dos o tres años. En el 2012 tuvimos un crecimiento de cartera bueno, en 2013 fue menor, el de 2014 fue menor y el del próximo año será menor, pero con un componente adicional que a todos nos preocupa: los temas macroeconómicos en el país.

Hemos visto cómo han cambiado los pronósticos, por ejemplo, de crecimiento, de tasa de desempleo, de inflación. En el caso de Bancolombia, la inflación que creíamos que iba a estar el año pasado en niveles de 3,1% para 2015 y el viernes pasado lo pasamos a 3.4%, creíamos que el crecimiento del país iba a estar en 4,5% y lo bajamos a 3,4 también. En ese sentido, lo que vemos es que sí se desacelera, se modera el crecimiento de algunos sectores de la cartera, y que sí hay para el presente año algunas presiones importantes sobre el desempeño de las empresas en general y por lo tanto de los bancos en particular.

¿Como qué?

Como la volatilidad de los mercados internacionales, los precios del petróleo, el sector y sus afines a ese ecosistema, qué va a pasar con el proceso de paz, la reforma tributaria que ha tenido un impacto muy grande en la economía del país, pero de todas maneras hay que seguir con optimismo porque el país se debe desatrasar de muchas cosas como la infraestructura. En 2015 y 2016 van a entrar recursos para jalonar ese sector.   

¿Cómo les fue en el 2014 a nivel internacional?

La operación está en Centroamérica, Colombia y Perú, por fuera del país nos fue muy bien. A Colombia le va mejor que como le va a Salvador y Guatemala, le va como le va al país en Perú, y le está yendo muy bien en Panamá. Toda la operación internacional nuestra es rentable, seguimos avanzando y profundizando nuestra estrategia, no vemos nuevas adquisiciones, lo que sí es una consolidación del crecimiento que traemos. En el 2010 teníamos $65 billones en activos, el año pasado terminamos en cerca de $150 billones.  Cuando vamos al exterior estamos abiertos a escuchar qué es bueno y traerlo o llevarlo o volverlo corporativo, eso es lo mejor de tener na operación regional. En innovación, nosotros fuimos los que llevamos los corresponsales bancarios a El Salvador. Hoy tenemos 100. Lo mismo estamos haciendo con banca móvil y la banca humana.

¿A qué se debió el éxito de la capitalización del año pasado?

Nosotros cuando hicimos la emisión teníamos dos propósitos. El primero era el de democratizar el Grupo Bancolombia y la segunda era preparar la organización para el crecimiento y para eso había que tener capital para lograrlo. Con la primera pasamos de 25.000 a 70.000 accionistas, que más ciudadanos de a pie fueran dueños de Bancolombia. Y lo segundo, teníamos algo muy importante y era cumplir con Basilea. Eso quiere decir que debemos tener más capital pero podemos utilizarlo menos. Esas dos cosas las hicimos con el mensaje de solidez de Bancolombia.

¿Entonces el cuento de la banca más humana sí es buen negocio?

Es un buen negocio no solo para la banca sino para la sociedad. Cuando una empresa empieza a pensar en que las relaciones internas y externas tiene que estar basada en el respeto, va a ser capaz de encontrar resultados superiores más allá de los netamente económicos. Ese es el resultado de esto. Tenemos programas como venta responsable, le preguntamos a la personas si necesita realmente nuestros productos, si los puede pagar y si nos toca decirles que no, eso es hacerlo responsablemente. El 97% de las personas que entra en mora en una entidad financiera se demora tres años para salir de su dificultad económica. Incluso por legislación los bancos empezamos a tratar mal a los morosos. En Bancolombia no. Empezamos a entender el negocio del cliente y lo entendemos. No es nuestro negocio quedarnos con casas o carros que compró la gente. Por eso esa concepción basada en el respeto y la confianza lo que llamamos banca más humana. No queremos que sea la banca más humana. Que las empresas sean más humanas y que la sociedad sea más humana. 

 

 

últimas noticias