Banco Central Europeo baja su tasa de interés al 0,15%

Analistas y mercados esperaban estas medidas a la luz de la debilidad de la inflación que reina en la zona euro hace meses.

El Banco Central Europeo (BCE) bajó su tasa principal al nuevo mínimo histórico del 0,15% desde el 0,25% que regía desde noviembre, anunció el jueves un portavoz al término de la reunión mensual de política monetaria.

El BCE también bajó su tasa de préstamo marginal al 0,40% (desde el 0,75%) y ha llevado a terreno negativo su tasa de depósito, al -0,10%, que desde julio de 2012 estaba en el 0%.

Analistas y mercados esperaban estas medidas a la luz de la debilidad de la inflación que reina en la zona euro hace meses y del pírrico crecimiento (+0,2% en el primer trimestre).

En mayo, el aumento de precios se situó en el 0,5%, según una primera estimación, después del 0,7% de abril y del 0,5% de marzo, muy lejos del objetivo del 2% del BCE necesario para fomentar una actividad económica equilibrada.

Los responsables del BCE, que esperaban desde hace tiempo una recuperación que permitiera disipar las amenazas de deflación en la región, sinónimo de caída de precios y salarios generalizada, han admitido finalmente que tarda en llegar y que por lo tanto era necesario actuar.

Al llevar su tasa de depósitos a terreno negativo, el BCE espera empujar a los bancos a prestar dinero a las empresas y particulares, para fomentar el crecimiento. Y es que los bancos se van a ver obligados a partir de ahora a pagar por guardar su dinero en los cofres del BCE.

El BCE espera que estas medidas incidan también en el valor del euro, que se ha apreciado en los últimos meses, haciendo que los bancos busquen colocar su dinero en otras partes, en otras monedas, haciendo bajar el valor de la moneda única europea.

También se esperan otros anuncios en la conferencia de prensa mensual del presidente de la institución europea de Fráncfort, Mario Draghi.

Los analistas esperan que anuncie un nuevo crédito a largo plazo (LTRO) para los bancos, aunque a cambio de que se comprometan a prestar dinero, a diferencia de lo que ocurrió con otros dos anteriores hace tres años.

Asimismo, los analistas barajan la emisión de un nuevo crédito de largo plazo (LTRO), como los dos lanzados hace tres años por la institución.

También contemplan la prolongación, hasta mediados de 2016, de varias operaciones de crédito ilimitado de corto plazo a los bancos.

Draghi también podría anunciar las nuevas proyecciones de crecimiento y de inflación realizadas por sus servicios. Por el momento, se baraja un crecimiento del PIB de 1,2% en 2014, un 1,5% en 2015 y 1,8% para 2016.

En cuanto a la inflación, prevé un aumento del 1% en 2014, un 1,3% en 2015 y 1,5% en 2016, aunque los analistas consideran que tendrán que ser revisados a la baja.