Banco de Inglaterra niega haber animado a manipular el Libor

Los reguladores británicos y estadounidenses multaron a Barclays por aportar datos falsos para fijar el Libor.

El subgobernador del Banco de Inglaterra, Paul Tucker, negó haber dado instrucciones a Barclays para manipular el Libor aunque reconoció que sus conversaciones con los directivos de la entidad podían dar una "impresión errónea".

En una comparecencia en la comisión del Tesoro del Parlamento británico, Tucker desmintió categóricamente las acusaciones de que el Banco de Inglaterra animó a los bancos británicos a que manipularan los intereses interbancarios.

El subgobernador aseguró además que ningún miembro del Gobierno laborista le dio instrucciones en 2008 para que "apoyara" a Barclays y cambiara sus estimaciones, a pesar de que en aquel momento se temía que la entidad británica "podría necesitar un rescate".

Tucker se ha visto implicado en el escándalo cuando la semana pasada Barclays publicó un documento en el que se insinuaba que el Banco de Inglaterra, a instancias de miembros del Gobierno, había animado a la entidad a manipular sus estimaciones a la baja.

La circular interna, en la que se documentaba una conversación telefónica entre el exconsejero delegado de Barclays, Bob Diamond, y Tucker el 29 de octubre de 2008, el subgobernador le expresaba al banquero la inquietud de miembros del Gobierno por las estimaciones demasiado altas que el banco estaba haciendo al aportar sus datos para fijar el Libor.

Tucker reconoció el lunes que la conversación podría dar una "impresión errónea" pero dijo que no creía que el exconsejero delegado de Barclays le estuviera insinuando "nada deshonesto".

Diamond, y otros dos altos responsables del banco dimitieron la semana pasada después de que el 27 de junio la entidad fuera multada por manipular el Libor -el tipo de interés interbancario fijado en Londres- y su equivalente europeo, el Euribor, entre 2005 y 2009.

Los reguladores británicos y estadounidenses multaron a Barclays por aportar datos falsos para fijar el Libor a su propio interés económico o para dar una falsa imagen de fortaleza financiera frente a sus rivales en plena crisis crediticia.

Unos correos electrónicos publicados el lunes revelan como el Banco de Inglaterra mantuvo contacto casi diario con Barclays en relación al interés interbancario al final de octubre de 2008.

 

últimas noticias