Banco de la República dejó las tasas de interés quietas

Las mantuvo en 7,75% tras considerar que las condiciones macroeconómicas indican que la inflación se mantendría dentro del rango meta.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe. /Cortesía

En la misma línea de lo que habían proyectado los analistas económicos, en la misma ruta de lo que había pedido el Gobierno y también en concordancia con lo que docenas de empresarios solicitaron, la junta directiva del Banco de la República tomó la decisión de dejar la tasa de referencia quieta en 7,75%.

Pero, ¿por qué tomaron esta decisión después de una escala alcista que no paraba hace 11 reuniones? La misma junta respondió: “la economía colombiana continúa ajustándose a los fuertes choques registrados desde 2014 y el déficit en la cuenta corriente está disminuyendo gradualmente. La dinámica del producto ha sido más débil que la proyectada y la inflación y sus expectativas siguen altas y superan la meta. Se espera que los efectos de los choques transitorios de oferta que han afectado la inflación y sus expectativas comiencen a revertirse en los siguientes meses. Lo anterior, junto con las acciones de política monetaria realizadas hasta el momento, deberían conducir la inflación al rango meta en 2017”.

Eso, básicamente, quiere decir que no era conveniente seguir subiendo las tasas de interés porque con los ajustes hechos ya se estaban logrando los resultados, de ahí que “nueva información sobre el comportamiento de los precios y la demanda agregada dará mayores indicios sobre la velocidad de la convergencia esperada de la inflación a la meta y de la intensidad, naturaleza y persistencia de la desaceleración económica”.

El departamento de análisis económico de Bancolombia aseguró que “esta decisión estuvo en línea con nuestra expectativa y marca el punto final del ciclo de alzas en la tasa de referencia que se presentó ininterrumpidamente entre septiembre de 2015 y julio de 2016”.

últimas noticias