Banco de la República estudiará posibles rebajas en las tasas de interés

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, la decisión se tomaría debido a los efectos de la crisis económica que atraviesa la Eurozona.

El funcionario dejó en claro que la rebaja será uno de los temas que se analizará con sumo cuidado en las próximas reuniones de la junta directiva del Emisor, decisión que, de tomarse, tiene como objetivo fomentar la economía. “En algún momento es razonable moverlas hacia abajo”, dijo en diálogo con Caracol Radio.

Asimismo, Echeverry renovó el compromiso del Banco de la República con los sectores productivos del país que padecen la apreciación de la tasa de cambio, y dejó en claro que la entidad trabaja todos los días para mitigar sus efectos sobre la economía colombiana, especialmente sobre sectores como el agro y la industria; sin embargo, advirtió que la estrategia de comprar diariamente US$20 millones, le está pasando facturas al balance de la entidad.

“Son pérdidas fiscales que son asumidas por el presupuesto nacional. El mensaje del presidente Santos es claro: el Gobierno está dispuesto a asumir esos costos si se persigue el objetivo meritorio de defender la productividad del agro y la industria”, comentó al tiempo que reiteró que la junta directiva, de la cual hace parte, trabaja para que esta estrategia no tenga consecuencias inflacionarias.

Por otra parte, admitió que a la fecha apenas se ha ejecutado el 51% del presupuesto estimado para 2012, con retrocesos notables en los sectores de infraestructura y recursos provenientes de las regalías.

Al respecto, Echeverry reveló que su cartera viene trabajando de la mano con el Departamento Nacional de Planeación (DNP) en la realización de Órganos Colegiados de Administración y Decisión (Ocad), un consejo integrado por autoridades nacionales y regionales, para asignar recursos y ejecutar obras en diferentes departamentos, siendo los más recientes los realizados en Boyacá y Meta.

De esas reuniones se han sometido a análisis más de 200 proyectos por un valor de $800.000 millones, de los cuales 81 son obras de infraestructura preaprobadas (principalmente en vías, vivienda y acueducto) que requerirán $200.000 millones para finalizar su ejecución.

Y para asegurarse que nuevas obras se realizarán en los próximos meses, su despacho presentará esta semana el Presupuesto General de la Nación para el año entrante, el cual, como ya lo había revelado el propio Gobierno, pasará de los $36 billones asignados en 2012 a $40,7 billones, lo que representa un aumento del 10%. “Es un plan austero pero generoso en inversión”, indicó el ministro.

Echeverry también confirmó que durante la presente legislatura se presentarán las reformas tributarias y pensional, pero no al mismo tiempo: “No deben ir juntas, sería un suicidio político”.

Por último, el funcionario se mostró complacido de que buena parte de la economía está creciendo a un ritmo superior a 4,5% (especialmente sectores como minería, transporte y financiero), por lo que es probable que el país cierre el año muy cerca de la meta de crecimiento fijada de 4,8%.

La gran duda en este objetivo son los efectos de la crisis económica europea en la economía local. “No podemos ser complacientes, hay que tomar medidas”, dijo Echeverry.