Banco de la República mantiene tasa de interés en 7,75%

En su sesión de este viernes, la junta directiva del Emisor ratificó la meta de inflación para 2017 en 3%.

La junta directiva del Emisor. / Cortesía

Haciendo oídos sordos a la petición del presidente Juan Manuel Santos, el Banco de la República mantuvo inalteradas en 7,75% las tasas de interés. El mandatario le había sugerido al Emisor contemplar la posibilidad de iniciar el ciclo de reducción de las tasas de interés para ayudar a frenar la desaceleración de la economía, que en el tercer trimestre del año mostró una expansión de apenas 1,2%. (Lea: La economía colombiana no la está pasando bien: PIB apenas crece 1,2%)

La junta directiva del Banco de la República ratificó además que la meta de inflación es de 3% y reiteró que las acciones de política monetaria realizadas hasta el momento están encaminadas a conducir la inflación al rango de 3% ± 1 punto porcentual en 2017 y consolidar su convergencia al 3%.

“Una inflación baja y estable es la mejor contribución que puede hacer la política monetaria al crecimiento sostenible del producto y del empleo”, explicó el Banco.

Para justificar su decisión de mantener las tasas de interés, el Emisor argumentó que en octubre la inflación anual al consumidor y el promedio de las medidas de inflación básica disminuyeron y se situaron en 6,48% y 6,03%, respectivamente. Las expectativas de inflación de los analistas a uno y dos años, agregó el Banco, se sitúan en 4,18% y 3,57%, y las que se derivan de los papeles de deuda pública a 2, 3 y 5 años se encuentran entre 3,9% y 4,2%.

“Los efectos de los fuertes choques transitorios de oferta que desviaron la inflación de la meta siguen diluyéndose a un ritmo mayor que el esperado. Así lo indica la menor variación anual del IPC de alimentos y, en menor medida, el comportamiento reciente de los precios que más se vieron impactados por la fuerte depreciación nominal pasada”, indicó el Banco.

Según el Emisor, la actividad económica mundial continúa débil y es probable que en 2017 se registre una leve recuperación. “Para los Estados Unidos se proyecta un endurecimiento gradual de la política monetaria. Debido a la mayor incertidumbre global el dólar se ha fortalecido, las tasas de interés de largo plazo han subido, el precio internacional del petróleo descendió y las medidas de riesgo de las principales economías de América Latina, incluida Colombia, aumentaron. En este entorno se ha encarecido el financiamiento externo del país y se ha devaluado el peso”, precisó.