Banco de la República reclama mayor eficiencia en el gasto público

Hay que hacer son cosas que lleven “a una mayor inversión, a una mayor eficiencia de la economía”.

El gerente del Banco de la República, José Darío Uribe./ Óscar Pérez.

Pocas veces el Banco de la República y las políticas del Gobierno se encuentran en orillas opuestas. Sorprende cuando uno se refiere a la actuación del otro. Horas previas a la reunión de la junta en julio pasado, el presidente Santos le pidió al cuerpo colegiado del Emisor frenar las alzas de las tasas de interés; el Banco Central hizo caso omiso y las incrementó 0,25 %. La semana pasada, durante la presentación del informe de inflación, el gerente del banco, José Darío Uribe, se refirió a la eficiencia del gasto. Hay cosas que se pueden hacer para conseguir un mayor crecimiento de la economía y muchas no le corresponden a la política monetaria, dijo.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, recordó que por tercer año el Gobierno se aprieta el cinturón. En 2015 el recorte fue de $9 billones, este es de $6 billones y para 2017 contempla un “tijeretazo” a la inversión de $4 billones. El senador afecto al Gobierno Ángel Custodio Cabrera dijo que en el proyecto de presupuesto para 2017 “hay austeridad por todo lado”. Uribe considera que hay que hacer cosas que lleven a una mayor inversión, a una mayor eficiencia en la economía, eficiencia del gasto; eficiencia en la asignación de recursos que vayan mejorando nuestras instituciones.

Cabrera señaló que bajar el 5 % de los gastos personales es importante. “El Gobierno sigue en la línea de austeridad, limitando los gastos personales y los innecesarios”. Para el director de Fedesarrollo, Leonardo Villar Gómez, el planteamiento del Marco Fiscal de Mediano Plazo implica “unas contracciones sencillamente grandes de la inversión que va a afectar las posibilidades de crecimiento futuro y las políticas sociales, incluyendo la capacidad de apoyo a los sectores rurales que se necesitan para el posconflicto”.

El gerente del Banco Central indica que hay que hacer cosas que lleven a una mayor inversión, a una mayor eficiencia en la economía. Además dice que la eficiencia la asignación de recursos debe mejorar “nuestras instituciones”. Hay que hacer esfuerzos mayores para tener “eficientes inversiones en capital físico, en maquinaria y equipo (...) mejora en la nutrición de nuestros niños, mejoras en la educación de los colombianos, mejoras en la salud y mejoras en todos estos elementos que contribuyen a aumentar la capacidad productiva del ser humano en el futuro”.

Para mantener un ritmo de crecimiento, como en el pasado reciente, se deben hacer varias cosas que “no le corresponde a la política monetaria”, dice Uribe. Hay que hacer cosas que lleven “a una mayor inversión, a una mayor eficiencia de la economía, eficiencia del gasto, eficiencia en la asignación de recursos que vayan mejorando nuestras instituciones y que vayan mejorando los mercados”. En esa lista podrían entrar cosas como la paz, también como el hecho de que “haya más eficiencia en el gasto en la educación, en gasto en salud, más cubrimiento y eficiencia en el gasto de alimentación de los niños; nada de eso tiene que ver con la política monetaria”.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, consideró que “aquí no está funcionando la política monetaria”. Cuando no da resultados la opción es meterle duro a la política fiscal y ésta implica un plan de austeridad fuerte.

"Desde el año pasado el Gobierno decidió balancear su déficit tomando medidas importantes de recorte en gasto,  tanto de funcionamiento como de inversión. Sin embargo. El segundo rubro es el que mas ha sido castigado perdiendo del 3,1% del PIB en 2015 al 1,9% 2016", recuerda Felipe Campos analista de la firma de corretaje Alianza Valores. Advierte que "si la reforma tributaria no es suficiente se espera que baje al 1,1% esto es básicamente lo más bajo que ha estado en 20 años". Dentro de sus restricciones el Gobierno está a punto de llegar a su límite en reducción de gasto (funcionamiento es rígido, inversión va para mínimos) por esto lo importante de la Reforma Tributaria en incluso con ella es difícil pensar que por el rubro de inversión ya no vaya el país a sufrir un rezago importante por la caída, sostiene el analista Felipe Campos.