Bancos centrales, claves en la crisis

A pesar de que las cifras reveladas por las principales economías están mejorando, los mercados esperan decisiones de los emisores.

Pese a que esta semana dos grandes del planeta (Estados Unidos y Europa) han revelado datos alentadores sobre el estado de sus economías, los bancos centrales más importantes del mundo son conscientes de que aún persiste un panorama sombrío y han advertido que puede empeorar si los principales bancos emisores no llegan pronto a un acuerdo para evitar una terrible crisis.

El Banco de Inglaterra, también preocupado por la coyuntura de la que es víctima gran parte del mundo, reveló las minutas correspondientes a la reunión del 5 de julio, en la que dejó los tipos de interés en el 0,5%. Allí manifestó su preocupación por la evolución de la economía, ratificando que el impacto de las nuevas medidas para que el crédito fluya en el mercado británico, y otras iniciativas, pueden alterar con el tiempo las decisiones y hacer que se planteen nuevas soluciones posibles frente al deterioro cada vez más progresivo de la economía.

Algo más alentadora fue la tasa de desempleo en el Reino Unido, la cual descendió dos décimas entre marzo y mayo de 2012 en comparación con el trimestre anterior, hasta ubicarse en el 8,1%, esto gracias a las contrataciones temporales por los Juegos Olímpicos, que han mejorado la situación del mercado laboral en la región.

Y los datos medianamente positivos continúan. En EE.UU. la construcción de viviendas aumentó en junio un 6,9%, a una tasa anual de 760.000 unidades, su nivel más alto desde octubre de 2008, según informó el Departamento de Comercio, mientras que la actividad del sector construcción en la Eurozona registró en mayo un aumento del 0,1%, respecto al mes anterior, cuando había caído un 3,7%, según reveló Eurostat (Oficina Europea de Estadística).

La situación es compleja pese a la tendencia positiva de algunos datos, por eso la mayoría de los bancos centrales como la Fed (Reserva Federal de EE.UU.), que preside Ben Bernanke, tratan de convencer al mercado de que se tomarán medidas para evitar un mayor colapso. Cabe destacar que el Banco de Inglaterra y la Fed han demostrado ser los bancos centrales más agresivos en intervenciones de todo el mundo, como lo afirma Felipe Campos, analista de la firma comisionista Alianza Valores.