¿Qué baño debería usar un empleado transgénero?

El departamento del trabajo de Estados Unidos, estableció que estas personas deben tener acceso al tocador que corresponden a su identidad de género.

En el distrito de Columbia, en Estados Unidos, ya exigen que todo baño unipersonal de un espacio público sea de género neutro.

Para las personas transgénero, una actividad cotidiana, tan prosaica como ir al baño en el trabajo, puede ser complicada, desconcertante o tan inhóspita, que simplemente no van. En este momento, Estados Unidos no tiene ningún requisito federal específico para las políticas referidas a baños para empleados transgénero. Pero esta semana, la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Trabajo, estableció pautas que recomiendan que los empleados transgénero tengan acceso a los baños que corresponden a su identidad de género.

“A la persona que se identifica como hombre, se le debe permitir usar los baños para hombres y a la persona que se identifica como mujer, se le debe permitir usar los baños para mujeres”, dice el informe. “El trabajador debería decidir cuál es la opción más apropiada y segura para él o ella”.

El acceso a los baños pertenece al ámbito de la OSHA, porque el evitar usarlos puede ocasionar problemas de salud graves, como infecciones del tracto urinario y trastornos en los intestinos y la vejiga. Sin embargo, las investigaciones indican que los empleados transgénero a menudo evitan usar los baños públicos. Un pequeño estudio realizado por el Instituto Williams de la Universidad de California en Los Ángeles, reveló que el 70 por ciento de los entrevistados no habían sido autorizados a usar las instalaciones y habían sufrido hostigamiento y agresiones físicas al usar los baños públicos. El 54 por ciento, también informó complicaciones físicas por evitar ir al baño.

“Es enormemente importante que los empleadores entiendan cuáles son las verdaderas consecuencias que sufre la salud de las personas transgénero cuando se les niega el acceso a los baños”, dijo Lisa Mottet, subdirectora ejecutiva del Centro Nacional para la Igualdad Transgénero. El Instituto Williams, calcula que hay 700.000 adultos transgénero en los EE.UU.

Baños de género neutro

El mejor sistema posible para los empleados de todas las identidades, sería instalar baños unipersonales de género neutro señalizados adecuadamente, dice la OSHA.

Algunas jurisdicciones, como el Distrito de Columbia, ya exigen que todo baño unipersonal, de un espacio público, sea de género neutro. Pero, en el caso de los lugares de trabajo que tienen baños unipersonales de hombres o mujeres, adaptarse a los baños neutrales es tan simple y barato, como derribar a un ídolo masculino o femenino.

En las oficinas que tienen varios baños compartimentados en un solo ambiente, las recomendaciones del Departamento de Trabajo, aconsejan crear baños de género neutro múltiples. Estos pueden modernizarse para ofrecer más privacidad: por US$30, Home Depot vende cubiertas que se fijan a la puerta de cada cubículo para eliminar los huecos demasiado grandes entre paredes, por ejemplo.

La Human Rights Campaign, también recomienda puertas del piso al techo y paredes para los cubículos de los baños.

“No necesariamente va a haber una misma solución para todo”, dijo Robin Maril, asesora legislativa sénior de Human Rights Campaign. “Por eso, es importante que los empleadores sean receptivos y empoderen a los empleados para utilizar las instalaciones que correspondan a su identidad de género”.

 

Temas relacionados