Barack Obama firmará ley presupuestaria si el Congreso la aprueba

Así lo anunció la Casa Blanca.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, firmará el proyecto de ley presupuestario de 1,01 billones de dólares para financiar al Gobierno federal hasta octubre de 2015 si el Congreso lo aprueba, pese a sus reservas sobre algunos aspectos, según indicó hoy la Casa Blanca.

Obama "apoya" el proyecto, acordado de manera bipartidista para evitar la amenaza de otro cierre parcial de la Administración federal como el vivido el pasado año, y cree que con su aprobación se aportará "certidumbre a nuestra economía", comentó el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su rueda de prensa diaria.

"Si el presidente hubiera escrito la ley, (el resultado) sería muy diferente", dijo Earnest, quien admitió, no obstante, que la norma sí incluye muchas de las prioridades de Obama.

La votación de la medida está prevista para esta tarde en la Cámara de Representantes, y se espera que pase rápidamente al Senado, ya que a la medianoche el Gobierno se quedará sin fondos para poder seguir desarrollando muchas de sus actividades.

Uno de los elementos clave de la propuesta son las enmiendas que los republicanos han logrado incluir sobre la ley de reforma del sistema financiero conocida como "Dodd-Frank", y que rebajan las exigencias sobre las grandes firmas previstas anteriormente a la hora de realizar operaciones arriesgadas con derivados y otros activos complejos.

Asimismo, los republicanos, que lograron una contundente victoria en los comicios legislativos de noviembre pasado y el control de las dos cámaras del Congreso, también han eliminado numerosas restricciones a las contribuciones de donantes privados a las campañas electorales.

Por otro lado, el proyecto de ley financiará a todas las agencias del Gobierno hasta septiembre de 2015, cuando concluye el año fiscal, excepto al Departamento de Seguridad Nacional (con jurisdicción en inmigración), al que sólo cubre hasta el 27 de febrero con un mecanismo denominado "resolución continua".

De este modo, los republicanos buscan reabrir el debate a comienzos del próximo año sobre la orden ejecutiva firmada por Obama el mes pasado para regularizar de manera temporal a más de 5 millones de inmigrantes indocumentados.

Obama no está de acuerdo con las enmiendas a la ley "Dodd-Frank" ni con la eliminación de restricciones a la financiación de campañas electorales, pero pese a ello firmaría la ley, según su portavoz.

El proyecto que prevé votar el Congreso contempla, por otro lado, 5.400 millones de dólares para la lucha contra el ébola, así como 64.000 millones para operaciones militares en el extranjero, entre ellas la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak. 

Temas relacionados