BCE se plantea comprar deuda de empresas para apoyar economía de Eurozona

La institución enfrió los ánimos este miércoles, afirmando que "el consejo de gobernadores no ha tomado ninguna decisión en ese sentido".

Bloomberg News

El Banco Central Europeo (BCE) podría decidirse a comprar obligaciones de empresas, para ayudarlas a financiarse sin pasar por unos bancos reticentes a prestar y apoyar así de forma más directa la economía real en la Eurozona.

Desde el martes, los mercados financieros especulan con que el BCE compre próximamente obligaciones emitidas por empresas, como parte de su programa de apoyo a la Eurozona, aquejada de un crecimiento estancado y una inflación muy débil (0,3% en septiembre).

La institución enfrió los ánimos este miércoles, afirmando que "el consejo de gobernadores no ha tomado ninguna decisión en ese sentido". No obstante, "es un elemento que ha sido mencionado ya por algunos", según el representante belga en el consejo de gobernadores, Luc Coene.

Los rumores que apuntan a una decisión en ese sentido en diciembre "son una señal alentadora de que (el BCE) está dispuesto a hacer más para apoyar la economía", según Jennifer McKeown, de Capital Economics.

- Esquivar a los bancos -

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha promovido una serie de medidas para sacar a la Eurozona del empantanamiento y ha prometido que está listo a ir más lejos.

La tasa directriz de interés está en el 0,05%, un mínimo histórico que permite a los bancos financiarse en el BCE a un coste casi nulo.

La institución con sede en Fráncfort ha abierto un programa de compra de títulos emitidos por bancos y respaldados por activos (obligaciones garantizadas), y de títulos apoyados por créditos bancarios (asset-backed securities, ABS).

Este programa y las tasas reducidas tienen como objetivo animar a las entidades a prestar más a las empresas, y en particular a las pequeñas y medianas. La necesidad es acuciante en los países del sur de Europa.

Pero con la compra de deuda corporativa, el BCE suministraría fondos de manera directa a las empresas de la Eurozona.

Lo interesante es que esto evitaría a esas empresas tener que pasar por los bancos, muchos de los cuales invierten el dinero prestado al BCE en sanear sus balances y en comprar deuda pública, en lugar de conceder créditos a las compañías.

Excluyendo los bonos de los bancos, el mercado de deuda corporativo de la Eurozona está entre 800.000 y 850.000 millones de euros, según Christian Schulz, economista del Berenberg Bank.

Otra ventaja de esta estrategia, según Schulz, es que "Berlín estará probablemente en contra, pero no de forma tan decidida como contra las compras de deuda pública" por parte del BCE.

El Bundesbank alemán sigue oponiéndose de frente a que el BCE compre obligaciones emitidas por los Estados de la Eurozona, al considerar que eso daría lugar en algunos casos a una disparada del endeudamiento público.

Según Richard Barwell, economista del Royal Bank of Scotland, el consejo de gobernadores sólo se planteará esa opción en última instancia.

Para Jennifer McKeown, este extremo es inevitable de aquí a un tiempo.

La idea de que el BCE se plantee comprar bonos de empresas demuestra que la institución "está entrando en el terreno de la expansión cuantitativa", afirma la economista.

La expresión "expansión cuantitativa" designa la estrategia de compra de deuda pública norteamericana aplicada por la Reserva Federal estadounidense en los últimos años, conocida en inglés como "quantitative easing".

523585

2014-10-22T15:32:32-05:00

article

2014-10-22T15:32:32-05:00

none

AFP

Economía

BCE se plantea comprar deuda de empresas para apoyar economía de Eurozona

74

3882

3956

Temas relacionados