La billetera japonesa

La multinacional, que ha finalizado millonarios negocios en América Latina, mira con interés proyectos de energía limpia y gas en Colombia.

Con una posible inversión en gas colombiano, la firma busca sumar ingresos anuales de US$3.400 millones.  / Archivo
Con una posible inversión en gas colombiano, la firma busca sumar ingresos anuales de US$3.400 millones. / Archivo

El volumen de sus voces era imperceptible. En medio del corredor, mientras algunos empresarios y presidentes de compañías saludaban a sus pares con apretones de manos efusivos e indagaban por el ambiente de los negocios, un grupo de no más de 10 personas preferían hablar entre sí, muy cerca del expendio de café. Llamaba la atención que algunos de ellos eran japoneses.

Su presencia en Cali, durante la Cumbre Empresarial de la Alianza del Pacífico (el bloque económico que busca integrar México, Perú, Chile y Colombia) sólo auguraba un gran número de posibles negocios entre los cuatro países y la nación del sol naciente. Inversiones en las que Mitsubishi Corporation quiere desempeñar un papel clave.

De hecho, ya lo está haciendo. En años recientes la empresa comercial del famoso conglomerado automotor ha expandido su portafolio energético con inversiones por toda América Latina, especialmente en los cuatro países del grupo: en México, se hizo con el 34% de Mareña Renovables, uno de los más grandes parques de energía eólica de la región por US$1.000 millones; también desembolsó US$1.300 millones para asegurarse al 40% de una futura central termoeléctrica en Antofagasta, Chile, y en Perú adquirió el 18%, por una cifra no revelada, del proyecto de cobre Quellaveco.

Dentro de sus planes hay un capítulo especial para Colombia. “Hemos hecho negocios aquí por más de 50 años. Y gracias a que se convirtió en un país políticamente estable y en una economía en crecimiento, creemos que tiene muchísimo potencial de crecimiento. Por el tamaño actual de su economía, creemos que tenemos que invertir más en el país”, confirma Yasuhiko Kitagawa, vicepresidente de Estrategia y Negocios Globales de la compañía.

Esta táctica de inversiones va acorde con su nueva estrategia de negocios, formulada a sus accionistas en días pasados, en la que busca seleccionar “proyectos bajo ejecución y desarrollar activos de gran importancia” para entregarles dividendos de acuerdo con una base anual de ingresos de US$3.400 millones.

Al igual que en los demás países de la Alianza, las futuras inversiones de Mitsubishi se concentrarían en el sector energético. “Es muy importante para nosotros. Estamos analizando opciones como energía limpia, gas y muchas otras. Es más, tratamos de hacer negocios con Ecopetrol”, afirma Kitagawa, quien afirma que su portafolio colombiano, actualmente, se centra en los recursos naturales (sistemas eléctricos y de energía) y manufacturas (los consabidos automóviles, ascensores, textiles, alimentos, maquinaria industrial, químicos, entre otros.

[email protected]

Temas relacionados