Biomax cambiará de dueños

El comprador es UNO Colombia S.A.S., subsidiaria de Petroholdings. La transacción alcanzaría los $227 mil millones.

Cuando un inversionista muestra interés en una participación mayoritaria dentro de la composición accionaria de cualquier empresa listada en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), debe acudir a un proceso conocido como oferta pública de adquisición (OPA).

Lo anterior se hace para evitar especulaciones y volatilidades excesivas en el mercado, como ocurrió con Fabricato cuando desde Interbolsa se aumentó la participación accionaria en la textilera a través de negociaciones en la BVC sin utilizar los mecanismos de la OPA, irregularidad que aún es objeto de investigación por parte de las autoridades colombianas.

Es por eso que la junta directiva de Biomax, empresa que se encarga de distribuir combustibles líquidos derivados del petróleo, aceptó la propuesta presentada por UNO Colombia S.A.S. de convertirse en su mayor accionista, entendiendo que el proceso necesariamente incluye la realización de una OPA, toda vez que Biomax es una compañía listada en la Bolsa de Valores. UNO Colombia S.A.S. es una subsidiaria de Petroholdings constituida en nuestro país.

Petroholdings cuenta con una cadena de estaciones de servicio calificada como la más grande e importante de Centroamérica, presente en Honduras, Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica y Belice. Adicionalmente, a través de UNO Aviation está presente en ocho aeropuertos de la misma región.

Sobre el negocio con Biomax, y después de la respectiva autorización de la Superintendencia Financiera, UNO Colombia S.A.S. lanzará una OPA por un número de entre 102’706.032 a 128’382.540 acciones ordinarias, a un precio de $1.775 cada una. Es decir, destinará recursos entre $182.000 millones y $227.000 millones para quedarse hasta con el 62,5% de la empresa colombiana, tomando el control de ella.

Frente a lo anterior, se conoció que el comprador ha venido dialogando con algunos accionistas de Biomax, logrando preacuerdos para comprar. Por ejemplo, Pedro Emilio Sánchez, Gloria Benítez de Sánchez y Germán Rincón Tafur ya se encuentran en el listado de vendedores.

Blue Sky Yield Inc., mayor accionista de Biomax, con una participación del 15,95% (con 32,7 millones de acciones), estaría dispuesto a vender más de 20,5 millones de acciones, recibiendo a cambio cerca de $37.000 millones. “Sin duda es una operación que genera valor a los accionistas minoritarios, porque el precio que se pagará en la OPA es mayor al que actualmente se cotiza en la bolsa ($1.600). Además, la inyección de capital mejora el perfil financiero de la compañía”, afirmó Orlando Santiago, gerente de Fénix Valor, refiriéndose a la intención de los nuevos dueños, una vez finalizada la OPA, de realizar una emisión de acciones ordinarias sujeta al derecho de suscripción preferencial, por un monto de $54.000 millones en el mercado local.