'La BMC será un 300% más eficiente'

El presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC), Iván Arroyave, habla del beneficio de centralizar procesos de liquidación y compensación.

Iván Darío Arroyave, presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC).

 Los directivos de la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC), que se ha ido constituyendo como el escenario de compra y venta de commodities en el país desde finales de los setenta, entendieron que para hacer más efectiva su operación y poner a la compañía más a tono con grandes jugadores como la Bolsa de Chicago, había que centralizar los procesos de compensación y liquidación, es decir, los trámites posteriores a las transacciones que se hacen por bienes o servicios.

Por eso, cuenta Iván Darío Arroyave, presidente de la Bolsa Mercantil de Colombia, se tomó la decisión de pasar a la BMC la Cámara de Compensación y Liquidación, que funcionaba como filial desde 1998. De ese modo, la Bolsa “ganará un 300% de eficiencia” en estos procesos. Agrega Arroyave que la compañía que preside pasa por un buen momento y que los paros que vivió el país este año han incentivado el uso del mercado de commodities.

¿Qué cosas están cambiando para hacer más efectiva la operación de la Bolsa Mercantil de Colombia?

En todas partes del mundo la liquidación y la compensación se hacen dentro de las mismas bolsas. Acá, en algún momento se empezaron a hacer esas operaciones en una empresa aparte. Eso generaba ineficiencias que se veían en los números.

Cuando llegué a la Bolsa identifiqué esa falla en la Cámara de Compensación y Liquidación y empecé a tramitar la posibilidad de liquidarla con las diferentes juntas y asambleas. Conseguimos que esa decisión se tomara. Esto implica que la Bolsa ganará un 300% de eficiencia en liquidación y compensación.

¿En qué consisten las operaciones de liquidar y compensar en transacciones agropecuarias?

En el escenario de la Bolsa se hacen transacciones donde hay un compromiso de entrega inmediata o a plazo de un bien o servicio. Una vez hecha la operación, quedan unos compromisos de plata y de producto.

Todo el trámite que arranca después de la rueda para hacer ese “trueque” entre plata y bien o servicio, se llama compensación y liquidación. Ese proceso interno implica la labor de tesorería y llega hasta que quien recibe el producto da el “conforme”.

Se vienen procesos más eficientes, más modernos. Cuando tengamos los derivados no vamos a necesitar una empresa individual. Estamos tramitando la posibilidad de que tengamos un sistema in house para una cámara de riesgo central de contraparte (esa es una empresa que asume riesgos en las operaciones).
Centralizar procesos va a generar muchas eficiencias. Paramos la destrucción de valor que se traía. Los accionistas salen ganando. La Cámara de Compensación y Liquidación tiene activos por liquidar que suman $40.000 millones y pasivos por $1.200 millones.

¿Cómo le ha ido al mercado de ‘commodities’ y a la Bolsa?

A la Bolsa le ha ido muy bien. Hemos movido este año (aproximadamente) $14 billones. El mercado de compras públicas estará cerca de los $700.000 millones.

¿Cuáles son las alertas que se ven en el mercado de materias primas de Colombia y del mundo?

Veo que el mercado de commodities sigue con tendencia al alza leve, con mucha volatilidad. No veo sobresaltos ni un gran cambio. En Colombia se ven cosas positivas de fin de año. Los paros han propiciado que en Colombia el mercado de commodities se haya usado un poquito más.

Entonces, ¿los paros han propiciado el mercado?

Los convenios con el ministerio se han incrementado.Esto ha suscitado ayudas nuevas, como incrementos al fondo de comercialización de productos agropecuarios.

¿Cómo ve las cosas para el campo en este momento?

En Colombia hay problemas estructurales que no se resuelven con subsidios como el acceso al crédito y el costo de los agroinsumos. Hay elementos como ayuda técnica y tratados de libre comercio. Son múltiples las variables que afectan al sector. Los subsidios no dejarán de ser paños de agua tibia.
Poco a poco se irá llegando a reformas que le permitan al sector agropecuario volverse empresarial, a buscar salidas más hacia la competitividad que hacia la supervivencia.

¿Qué pasó con la liquidada comisionista agropecuaria Torres Cortés?

Sigue en liquidación. Las operaciones con ellos se cerraron completamente; están desvinculados de lo que se hace acá.

Temas relacionados