Boehner promete más discusiones sobre precipicio

El vocero republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo que no estaba dándoles la espalda a las negociaciones sobre el precipicio fiscal luego de que los miembros de su partido inesperadamente frustraran su plan de aumentar los impuestos para todos los que tuvieran ingresos anuales mayores a US$1 millón.

Durante una rueda de prensa en Washington, Boehner y Eric Cantor, líder de la mayoría de la Cámara, buscaron desplazar la responsabilidad de idear un plan bipartidista hacia Obama y los líderes del Senado, pero dijo que la Cámara de Representantes también estaba dispuesta a participar de las conversaciones.

“Estamos listos para dialogar con este presidente para solucionar el problema”, dijo Cantor.

Luego de que durante el fin de semana Boehner y Obama llegaran a una distancia muy corta de diseñar un acuerdo bipartidista para la reducción del déficit y para evitar el precipicio fiscal, los líderes republicanos hicieron una última apuesta para aumentar su fuerza de negociación antes de la última ronda de conversaciones. Los republicanos de la Cámara de Representantes intentaron imponer unilateralmente su propia propuesta, que mantenía las tasas actuales de impuestos para los estadounidenses que ganaban menos de US$1 millón, que es un acuerdo mucho más limitado que lo propuesto por Obama.

No obstante, la maniobra dejó a Boehner avergonzado porque la ausencia de apoyo por parte de los demócratas y algunos miembros conservadores de la Cámara la hizo fracasar.

El viernes Boehner dijo que su llamado “plan B” fracasó porque “anoche se generó la percepción de que el voto iba a aumentar los impuestos”, e insistió en que no le preocupaba que esta derrota le costara la vocería cuando se presentara para la reelección, en enero.

 

últimas noticias

¿El bitcoin confirmó que era una burbuja?

Tesla abriría su primera tienda en Sudáfrica