Boeing recortará 4.000 empleos en negocio de aviones comerciales

La compañía también está estudiando otras opciones además de la nómina para recortar costos.

El fabricante de aviones obtuvo un récord de ingresos de US$96.100 millones en 2015.Bloomberg News

Boeing Co. tiene previsto recortar unos 4.000 empleos en su división de aviones comerciales para mediados de año de acuerdo con su estrategia de reducción de costes por la intensa competencia de Airbus Group SE.

El fabricante de aviones estadounidense no tiene previsto despidos involuntarios, por ahora. Los ahorros se obtendrán con la salida de 1.600 trabajadores que han optado por acogerse a un programa voluntario anunciado el mes pasado, según anunció por correo electrónico el portavoz de la compañía Marc Birtel. Otros 2.400 puestos están vacantes o serán eliminados tras la pérdida natural de trabajadores.

La división de aviones comerciales, que generó el 68 por ciento de los beneficios de Boeing en 2015, también está simplificando la estructura de gestión para crear una “organización más dinámica y ágil que pueda responder a las exigencias del mercado”, dijo.

La reorganización de la creciente división de fabricación de aviones comerciales es una de las medidas introducidas por el nuevo responsable de Boeing Dennis Muilenburg. En su cargo anterior como responsable de la división de defensa de la compañía, Muilenburg utilizó los recortes costes para impulsar los beneficios en un período de gastos ajustados en defensa.

La compañía también está estudiando otras opciones además de la plantilla para recortar costos. Boeing está renegociando contratos con proveedores, consolidando programas, recortando el presupuesto destinado a viajes de negocios y está trabajando para impulsar la productividad y la calidad y reducir el exceso de inventario, señaló Birtel. La cifra de recortes de empleos dependerá en última instancia del éxito de estas iniciativas.

Si bien el fabricante de aviones obtuvo un récord de ingresos de US$96.100 millones en 2015 y entregó 762 aviones comerciales, la cifra más alta de su historia, los beneficios ajustados de la compañía estadounidense cayeron un 13 por ciento a US$7.740 millones respecto al año anterior. Las pérdidas contables relacionadas con el desarrollo del avión cisterna KC-46 y la reducción de programas del 747 contribuyeron a la caída de los beneficios. The Seattle Times informó sobre la reducción de puestos de trabajo más temprano el martes.

Los analistas esperaban que las entregas de aeronaves aumentaran respecto del récord de 762 en 2015. En enero Boeing indicó que entregaría unos veinte aviones menos debido a cambios en la producción de sus aviones más grandes y más pequeños.

El pronóstico refleja los problemas internos de producción de Boeing y no presiones generales en el sector aeroespacial, dijo entonces Muilenburg.

Las entregas de aviones deberían reducirse a entre 740 y 745 aparatos este año en tanto Boeing recorta a la mitad la producción de su emblemático jumbo e inicia la de una nueva versión del 737, su aeronave de pasajeros más rentable y de más venta. Los primeros aviones 737 Max se montarán a un ritmo más lento este año pero deberían reforzar las entregas totales en 2017, para cuando está programado el debut comercial del nuevo modelo, según Boeing.