Bogotá, la más competitiva

Según el Índice Departamental creado por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario, la capital es líder en aspectos como salud, educación superior, innovación, mercado y dinámica empresarial. Le siguen Antioquia y Santander.

En materia de infraestructura, Bogotá recibió una calificación de 5,7 en el Índice Departamental de Competitividad del CPC. / David Campuzano - El Espectador

Luego de que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) revelara un informe que consideró a Bogotá, Cundinamarca y Antioquia como las zonas más competitivas del país, el Consejo Privado de Competitividad (CPC) y la Universidad del Rosario dieron a conocer un estudio —que tiene como base el Índice Departamental de Competitividad (IDC)— según el cual Bogotá, Antioquia y Santander son los más destacados en factores como eficiencia, sofisticación e innovación y condiciones básicas (infraestructura, educación, salud, medio ambiente, instituciones y tamaño del mercado).

Rosario Córdoba Garcés, directora del Consejo Privado para la Competitividad, explicó que Bogotá es líder en el índice, que incluyó a 22 regiones, debido a que la capital lidera seis de los 10 pilares que constituyen la medición. Estos son: salud, educación superior, tamaño y eficiencia del mercado, sofisticación y diversificación, innovación, y dinámica empresarial.

Entretanto, Antioquia se quedó en la segunda posición y se destacó por la solidez de sus instituciones. El buen desempeño en factores como mercado, medio ambiente y dinámica empresarial le otorgó este puesto. Asimismo, explicó Córdoba, Santander ocupó la tercera casilla, al destacarse en educación básica y media y en la eficiencia de sus mercados. A estos departamentos les siguen Caldas y Boyacá.

“Vimos la necesidad de un índice periódico. La primera diferencia con el de la Cepal es que éste será anual, para que con base en él se puedan tomar decisiones de política pública en Colombia”, manifestó Córdoba.

Durante la presentación del informe, el investigador del CPC Juan Felipe Quintero explicó que en la rama de la institucionalidad Antioquia, Risaralda y Bogotá lideraron los resultados, debido a que se evidenciaron altos niveles de transparencia en entidades del Gobierno, buen desempeño administrativo, facilidades en el recaudo de impuestos y en el cumplimiento de contratos. En contraste, La Guajira, Córdoba, Magdalena, Nariño y Sucre ocuparon los últimos puestos del listado nacional.

Por ejemplo, La Guajira en materia de condiciones básicas registró una calificación de 2,3 sobre 10, mientras que en eficiencia logró una de 2. En innovación, su puntuación fue de 1,64 y en infraestructura de 2,66.

Entretanto, en cuanto a infraestructura —uno de los temas más críticos—, regiones como Risaralda, Meta y Caldas muestran signos de fortaleza. Según el informe del CPC, “Risaralda es fuerte en ancho de banda de internet, en la facilidad para obtener permisos de construcción y en el porcentaje de vías pavimentadas en buen estado. Por su parte, el Meta es sólido en infraestructura de transporte, en su inversión en agua potable y saneamiento y en el costo de la energía eléctrica”.

Agrega el documento que Caldas se destacó por la facilidad para tramitar licencias a la hora de construir y también por el estado de su infraestructura de transporte. En cuanto al tema de educación superior y capacitación, asegura el estudio, Bogotá, Santander y Boyacá fueron los más destacados.

Al referirse al tema de innovación y dinámica empresarial, otro de los pilares, Quintero explicó que Bogotá, Antioquia y Caldas tienen los mejores resultados. Por ejemplo, la capital del país lideró el tema de investigación, inversión en actividades de ciencia y tecnología.

José Stalin Rojas, director del programa de Administración de Empresas de la Universidad Nacional, comentó que “Bogotá por su tamaño de mercado e infraestructura de negocios repunta, a pesar de que se ha perdido el concepto de Bogotá-Región en las políticas públicas de la capital. Entretanto, Antioquia consolida su dinamismo como región”.

Sin embargo, agregó que los departamentos que ocupan los últimos lugares del listado son el reflejo de la crisis institucional. “Este informe sirve para que el soporte de las instituciones sea analizado”.

[email protected]

@hector_sandoval