Bolsa de Nueva York al alza y petróleo desciende

El Dow Jones Industrial Average ganó 99,68 puntos a 11.515,98 unidades.

La bolsa de Nueva York cerró al alza este miércoles, en un mercado que recupera la confianza en que las autoridades europeas encontrarán una solución a la crisis de la deuda en el viejo continente: el Dow Jones ganó 0,87% y el Nasdaq 0,82%.

Según cifras provisorias de cierre, el Dow Jones Industrial Average ganó 99,68 puntos a 11.515,98 unidades y el Nasdaq, con predominio tecnológico, 21,28 puntos a 2.604,31 unidades.

Petróleo cae levemente

Los precios del petróleo bajaron levemente este miércoles en Nueva York tras cinco sesiones en fuerte alza, en un mercado cauteloso ante las pesimistas previsiones de demanda del crudo y atento a la evolución de la crisis de la deuda europea.

En el New York Mercantile Exchange, el barril de "light sweet crude" para entrega en noviembre cerró a 85,57 dólares, en baja de 24 centavos con respecto al martes.

En Londres, el Brent del Mar del Norte para entrega en noviembre ganó 63 centavos y cerró a 111.36 dólares.

Las cotizaciones, que subieron más de diez dólares en las cinco sesiones anteriores, oscilaron en gran parte de la jornada en torno al equilibrio.

"Los mercados exteriores (bolsa en alza, dólar en baja) juegan a favor de un escenario alcista", dijo Rich Ilczyszyn, de MF Global. Pero el mercado petrolero "enfrenta importantes vientos en contra", añadió.

Si los mercados bursátiles y el euro "siguen subiendo, el crudo tiene luz verde para volver a 90 dólares, pero pienso que no irá más lejos. Si nos basamos en la oferta y la demanda, no creo que el mercado quiera un barril a 100 dólares" en Nueva York, agregó.

Tal como lo hizo la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la AIE, la Agencia Internacional de Energía, revisó a la baja sus previsiones de consumo mundial para 2011 y 2012 debido a la desaceleración de la economía.

El consumo de crudo será este año inferior en 50.000 barriles diarios con respecto a lo previsto anteriormente, y en 210.000 barriles menos de lo augurado inicialmente para 2012, según la AIE.

Así, la demanda quedará fijada en 89,2 millones de barriles diarios (mbd) en 2011 (+1,1% respecto a 2010) y luego aumentará 1,4% en 2012, a 90,5 mbd.

La AIE, representante de los países ricos consumidores de crudo, advierte que sus previsiones podrían verse reducidas aún más si el crecimiento de la economía mundial sigue frenándose.

A su vez, la Agencia Oficial estadounidense de Energía (EIA), dependiente del Departamento de Energía, revisó ligeramente a la baja este miércoles su previsión de incremento de la demanda mundial de crudo para 2011 y 2012, también a causa de la incertidumbre que reina sobre la economía mundial.

En su informe mensual, esta dependencia estima que este año, el consumo de oro negro alcanzará 88,4 millones de barriles por día (mb/d), lo que representa un incremento de 1,3 mb/d con respecto a 2010. En 2012, se alcanzarán 89,8 mb/d, en aumento de 1,4 mb/d.

Anteriormente, la agencia preveía un crecimiento levemente superior para 2011 (+1,4 mb/d).

"Los riesgos negativos dominan la demanda a causa de los miedos persistentes sobre un enlentecimiento de la recuperación económica, un contagio de la crisis de la deuda en la Unión Europea y los otros problemas presupuestales que enfrentan los gobiernos", explicaron expertos de la EIA.