Bolsas europeas bajan por bancos e incertidumbre sobre crecimiento

La tendencia bajista de las bolsas de Wall Street en las horas que comparten negociación con Europa intensificaron las caídas.

Las bolsas europeas cerraron en general con pérdidas moderadas, excepto Milán, que cayó un 2,4 %, arrastradas por los bancos y la incertidumbre sobre el crecimiento económico.

El FTSE MIB de Milán lideró las caídas con un retroceso del 2,4 %, el IBEX 35 de Madrid se dejó un 1,4 %, el DAX 30 de Fráncfort perdió un 0,9 %, el CAC 40 de París bajó un 0,8 % y el FTSE 100 de Londres cedió un 0,4 %.

La tendencia bajista de las bolsas de Wall Street en las horas que comparten negociación con Europa intensificaron las caídas.

El índice de ventas pendientes de casas usadas en EE.UU. subió un 0,3 % en septiembre y los resultados de Merck también decepcionaron.

El Banco Central Europeo (BCE) informó también de que compró la semana pasada bonos garantizados (en España cédulas hipotecarias y territoriales) por valor de 1.704 millones de euros, una cantidad pequeña para poder cumplir su objetivo de impulsar el crédito y el crecimiento económico en la zona del euro.

Los mercados de valores europeos acogieron positivamente los resultados de las pruebas de solvencia del BCE, que detectaron un déficit de capital en 13 bancos de la zona del euro menor del previsto, de 9.500 millones de euros, una tercera parte de ellos en cuatro bancos italianos.

El BCE ha detectado un déficit de capital de 25.000 millones de euros en 25 bancos de la zona del euro, pero 12 de ellos ya han cubierto 15.000 millones de euros mediante ampliaciones de capital realizadas en 2014.

La euforia inicial, que disparó a los bancos en bolsa, duró poco y las bolsas europeas se daban la vuelta y bajaron tras publicarse la caída de la confianza empresarial en Alemania, por sexto mes consecutivo, hasta el nivel más bajo desde diciembre de 2012, según el indicador que elabora el Instituto de Investigación Económica alemán Ifo.

"La caída del Ifo señala un débil producto interior bruto en el cuarto trimestre" en Alemania, considera el economista jefe de Commerzbank, Jörg Krämer.

La caída de la confianza empresarial en Alemania no señala una recesión técnica, pero sí que aumentan los riesgos para el crecimiento económico, según los expertos de UniCredit.

La reelección de la presidenta Dilma Rousseff en los comicios del domingo en Brasil tampoco sentó muy bien a la renta variable europea.

De los 25 bancos europeos que suspendieron las pruebas de solvencia, es decir que sus capitales eran insuficientes para afrontar una situación de crisis, 9 son italianos.

El banco Monte dei Paschi di Siena tiene un déficit de 2.110 millones de euros, Banca Carige de 810 millones de euros, Banca Popolare di Vicenza de 220 millones de euros y Banca Popolare di Milano de 170 millones de euros, según el BCE.

Banca Monte dei Paschi di Siena y Banca Carige se desplomaron un 21,5 % y un 17,2 %, respectivamente, y sus cotizaciones fueron suspendidas en la bolsa de Milán.

En Fráncfort, Commerzbank, que había llegado a subir un 9,5 % en los primeros compases de la negociación, cerró prácticamente sin cambios en 11,77 euros.

Deutsche Bank, que también había iniciado la negociación con alzas, cayó un 1,4 %, hasta 24,73 euros.

En París, Société Générale cayó un 2,8 %, BNP Paribas perdió un 1,2 % y Crédit Agricole lo hizo un 1 %, pese a que todos los bancos franceses superaron holgadamente la prueba de solvencia del BCE salvo la Caisse de Refinancement de l'Habitat (CRH), que ya amplió capital en la primera mitad de este año.

En Madrid, Santander perdió un 2,5 %, el BBVA bajó un 1,9 % y CaixaBank ha sido el valor más castigado al bajar el 4 %.

El presidente del Ifo, Hans-Werner Sinn, calificó la prueba de solvencia del BCE de "demasiado suave".

"El BCE ha evitado considerar un escenario de deflación en el sur de Europa y sólo ha detectado pequeños déficit de capital en algunos bancos", según Sinn.

La agencia de calificación de riesgo Moody's consideró que la prueba de solvencia del BCE "muestra la amplia resistencia de los bancos de la zona del euro", pero Standard & Poor's (S&P) dijo que los resultados podrían tener una implicación negativa en la calificación de un banco "si consideramos que nuestra valoración actual no capta completamente la nueva información, incluso si ha aprobado las pruebas".

524478

2014-10-27T15:29:30-05:00

article

2014-10-27T15:29:30-05:00

none

EFE

Economía

Bolsas europeas bajan por bancos e incertidumbre sobre crecimiento

66

4792

4858