Bolsas europeas podrían caer 24% tras un Brexit, según estudio

Las inversiones denominadas en libras se desplomarían un 10 por ciento, más que las denominadas en euros, según el modelo.

El índice FTSE All-Share sólo ha caído un 1,2 por ciento este año frente al indicador europeo Stoxx Europe 600, que ha perdido un 7,6 por ciento.Bloomberg News

Las bolsas europeas podrían perder casi un 25 por ciento de su valor inmediatamente después del referéndum en el Reino Unido si se decide una secesión de la Unión Europea, según muestra un estudio de estrés para probar los efectos de un Brexit.

De acuerdo con la firma de modelización de riesgos Axioma Inc., las acciones serían el tipo de activo más castigado en la simulación de los efectos de un voto a favor de la salida del bloque europeo basado en un supuesto de cartera compuesta por un 54 por ciento de deuda, un 41 por ciento de acciones y el resto en inversiones alternativas. Las inversiones denominadas en libras se desplomarían un 10 por ciento, más que las denominadas en euros, según el modelo.

El mercado de renta variable ha mantenido una calma relativa en el período previo al referéndum que se celebrará el 23 de junio pese al aumento de la volatilidad de libra esterlina al mayor nivel desde 2009. Si bien las acciones británicas se han convertido en las de mejor rendimiento de Europa este año por la depreciación de la libra y el repunte de las mineras, también son las más expuestas al riesgo, según Axioma.

“Se parte del supuesto de que el Brexit no va a ocurrir. Y si ocurre, nadie está mentalmente preparado para ello”, dijo Philip Jacob, uno de los investigadores y autores del informe, en una entrevista desde Nueva York. “El mercado de renta variable se va a mover mucho”.Para simular el posible impacto de un Brexit, Axioma analizó la respuesta del mercado en acontecimientos anteriores como la crisis de deuda europea que duró varios años y el referéndum de Escocia. La empresa no definió por qué o cómo sería la reacción. La prueba de estrés sólo capta el impacto en el mercado a corto plazo, no los cambios estructurales que una salida tendría en la economía a largo plazo, según la firma de gestión de riesgo.

Los sondeos de opinión apuntan a una carrera cada vez más reñida y algunas encuestas recientes han mostrado que la campaña a favor de una salida lleva ventaja. No obstante, el índice FTSE All-Share sólo ha caído un 1,2 por ciento este año frente al indicador europeo Stoxx Europe 600, que ha perdido un 7,6 por ciento.

Puede que los inversores de Estados Unidos sean los más vulnerables a un voto a favor de la salida de la UE ya que han aumentado sus posiciones en renta variable del Reino Unido desde mayo del año pasado, según otro informe de la división de servicios de asesoramiento de OMX Group Inc. Por otra parte, los inversores británicos han sido los que más han vendido, según el informe.