BP busca una multa más baja

La sanción de más de US$16.000 millones por el derrame en el Golfo de México sería excesiva.

La fase final del juicio con la petrolera comenzará el 20 de enero de 2015. / Bloomberg.

BP sostiene que debería pagar una multa más baja que los US$16.000 millones a US$18.000 millones que busca el gobierno de Estados Unidos, a causa del derrame en el Golfo de México, pues durante el verano han caído los precios del petróleo.

En una solicitud a la corte, el grupo petrolero británico dijo que imponer la máxima penalidad posible, como lo ha pedido el gobierno de los Estados Unidos, tendría un “muy negativo impacto económico” sobre BPXP, su subsidiaria de exploración y producción, que tiene la responsabilidad legal por el derrame.

La petición argumenta que BP debería enfrentar una penalidad civil que esté “en el extremo más bajo del rango estatutario” que permite la ley. Esto por varios motivos, que incluyen los esfuerzos de la compañía por controlar y limpiar el petróleo, la recuperación del medio ambiente y de la economía de la región del Golfo desde el derrame, así como la caída en los precios del petróleo.

En septiembre, la corte de EE.UU. en Nueva Orleans, que llevaba el caso por el desastre, halló que en la antesala del accidente BP había actuado con evidente negligencia y conducta dolosa, una conclusión que expone a la compañía a la máxima penalidad civil posible bajo la Ley de Aguas Limpias, que es de US$4.300 por barril derramado. Con base en el estimativo del gobierno de los Estados Unidos, según el cual se derramaron en el golfo 4,2 millones de barriles, la penalidad total sería de aproximadamente US$18.000 millones.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos argumentó el viernes pasado en una conciliación antes del juicio que “el enorme tamaño del derrame y su precio sobre los individuos, la sociedad y el medio ambiente” quieren decir que BP debería pagar una pena civil cercana a la más alta permitida.

El gobierno de los Estados Unidos argumenta que cualquier deducción debería ser menor a US$2.100 millones, reflejando la penalidad criminal de US$1.256 millones, bajo la Ley de Aguas Limpias, que BP ya ha pagado, y los US$846 millones que la compañía ya ha gastado en investigación sobre el medio ambiente en el Golfo y la promoción del turismo regional.

 

Temas relacionados