Brasil habría caído en recesión técnica

Así lo demuestran cifras preliminares del Banco Central de ese país, según las cuales la economía acumularía dos trimestres consecutivos con crecimiento negativo.

Una mala noticia le entrego el Banco Central de Brasil al gobierno justo en momentos en que las malas noticias se acumulan de cara al inicio del Mundial de Fútbol en junio próximo. A los retrasos en las obras de los estadios, el aumento desbordado de la inflación y la depreciación del real, sobreviene ahora la recesión técnica, que deja en evidencia el mal estado de la economía.

Así lo sugiere el Índice de Actividad Económica del Banco Central, que se ve como un indicador aproxuimado del comportamiento del PIB. Para el cuarto trimestre de 2013 registró una caída de 0,17%, la cual, acumulada con el descenso de 0,5% registrado en el trimestre anterior, ubica al país en el indeseado terreno de la recesión técnica.

De acuerdo a expertos consultados por el diario paulista Valor Econômico, esta situación conlleva una presión adicional para el comportamiento económico de los próximos meses pues, para sobrepasar el escenario negativo, el PIB tendría que crecer 1,12% en el primer trimestre de 2014, o sea, 0,4% en cada uno de los tres meses que lo componen. La mala noticia es que ese tipo de comportamiento no se ha visto en los últimos años.

Las más recientes cifras de la industria y el comercio evidencian el mal momento por el que atraviesa el vecino país, pues la producción cayó 3,7% en diciembre pasado y las ventas se recortaron 0,2% en el mismo mes. De hecho, se espera que los bancos y los fondos privados rebajen sus perspectivas de crecimiento para 2014, las cuales caerían del 1,90% actual a una cifra entre 1,40% y 1,60%.

Sin embargo, no todos los pronósticos son tan desoladores. “Esperamos que la información sobre el PIB real regrese a terreno positivo en enero, con una producción industrial que probablemente se habría incrementado en 2% y un comportamiento de las ventas de retail que se habrían expandido siguiendo la contracción de diciembre”, le dijo Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs, al diario londinense The Financial Times.

Temas relacionados