Brasil: US$ 431 millones de Petrobras desviados al PT y ejecutivos

El diario Folha de Sao Paulo publicó el domingo meticulosos registros de Pedro Barusco, exgerente de ingeniería de Petrobras que colabora con la justicia.

Bloomberg News

La red de corrupción que operaba en el seno de Petrobras desvió 431 millones de dólares de los contratos más importantes de la estatal brasileña para el gobernante Partido de los Trabajadores y directivos de la petrolera, según la contabilidad de un exgerente.

El diario Folha de Sao Paulo publicó el domingo meticulosos registros de Pedro Barusco, exgerente de ingeniería de Petrobras que colabora con la justicia a cambio de beneficios penales, en el cual muestra que 1,3% de los 89 mayores contratos firmados por Petrobras entre mayo de 2004 y febrero de 2011 se cobraron en concepto de sobornos.

Aquellos contratos movieron casi 35.000 millones de dólares al cambio actual, de los que 431 fueron desviados.

El mayor beneficiado habría sido el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) con 164 millones de dólares, mientras que el resto se repartió entre el exdirector de Abastecimiento Paulo Roberto Costa, el de Servicios, Renato Duque, y el propio Barusco, quien se comprometió con la justicia a devolver casi 100 millones de dólares.

Once meses después del inicio de la denominada 'Operación Lava Jato' (Lavado Rápido) de la policía federal, 39 personas están detenidas, la mayoría altos ejecutivos de empresas constructoras, involucradas en un esquema de sobornos a jerarcas de Petrobras e intermediarios a cambio de contratos.

Las autoridades estiman que el esquema de corrupción podría haber movido 4.000 millones de dólares en una década.

La prensa brasileña había divulgado el jueves parte de la declaración a la justicia del exgerente, que derivó en la detención durante unas horas del tesorero del PT, Joao Vaccari Neto, para declarar ante la policía.

Barusco acusó al partido de la presidenta Dilma Rousseff de haber recibido entre 150 y 200 millones de dólares entre 2003 y 2013 a través de los 90 mayores contratos de la petrolera, y aseguró que Vaccari había tenido "participación" en ese desvío.

Tanto el PT como uno de sus fundadores, el expresidente Luiz Inacio Lula Da Silva, desmintieron enérgicamente que el partido que gobierna en Brasil hace más de 12 años haya recibido cualquier tipo de donación ilegal y mostraron su "indignación" por la detención de Vaccari.

Barusco también apuntó en su testimonio a Mario Goes como uno de los operadores de esta red de corrupción. Fugitivo de la justicia, Goes se entregó a la policía este domingo.

Afectada por el enorme escándalo de corrupción que afecta a la mayor empresa pública de Brasil, la popularidad de la presidenta Rousseff cayó 19 puntos entre diciembre y enero, en la que es su peor evaluación desde que llegó al poder en 2011, según la encuesta publicada este sábado por Datafolha.

En medio de una gran tensión política, esta semana renunció la presidenta de Petrobras, Graça Foster, sustituida por un banquero cercano a Rousseff y sin experiencia en petróleo.
 

Temas relacionados