Brexit puede opacar el brillo de la Navidad este fin de año

El Fondo Monetario Internacional advirtió que los riesgos negativos para el crecimiento mundial han aumentado considerablemente luego de la votación.

Archivo

Este año, la temporada de Navidad no se limitará a los regalos y los dulces –quizá sea el momento en que la economía comience a mostrar cuánto la afectó el Brexit.

Hasta ahora, los fabricantes de la eurozona se han mantenido imperturbables frente a la votación del Reino Unido a favor de abandonar la Unión Europea –la confianza económica mejoró inesperadamente, una encuesta a gerentes de compras señaló un repunte de la actividad en el tercer trimestre y el desempleo continúa bajando.

Una de las razones de su optimismo podrían ser los registros de pedidos. Grosso modo, las compañías tienen otros cuatro meses de trabajo para cumplir con las órdenes actuales. Es dos semanas más que la media desde 1990, según datos de la Comisión Europea. En la Unión Europea, integrada por 28 miembros, los trabajos pendientes superan la tendencia a largo plazo por más de un mes.

“Los fabricantes están en una situación cómoda”, dijo Andreas Scheuerle, economista de Dekabank en Fráncfort. “Los registros de pedidos están más bien llenos, de modo que tienen motivos para estar relajados”.

Por ahora, todo bien. Pero las opiniones divergen respecto de qué le pasará a la economía real cuando comience a filtrarse el Brexit. El Fondo Monetario Internacional advirtió que los riesgos negativos para el crecimiento mundial han aumentado considerablemente luego de la votación, en tanto el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, previno que es demasiado pronto para sacar conclusiones, alertando acerca de que las estimaciones iniciales sobre su impacto económico deben tomarse con una “pizca de cautela”.

Tanto en el caso de que caiga drásticamente la producción como que se mantenga robusta, llevará tiempo sentir el impacto. Nos vemos en diciembre.

Temas relacionados