Conversatorio de Colombia 2020

hace 6 horas

Bucaramanga, con alta calidad médica

En la obra se invertirán US$300 millones y permitirá atender pacientes con casos de alta complejidad. Estará en Floridablanca.

Maqueta del complejo médico de la Universidad Autónoma de Bucaramanga que se construye actualmente. La obra costará US$300 millones. / Cortesía Unab El proyecto estará listo para finales de año. En una segunda fase tendrá hotel.  / Cortesía
Maqueta del complejo médico de la Universidad Autónoma de Bucaramanga que se construye actualmente. La obra costará US$300 millones. / Cortesía Unab El proyecto estará listo para finales de año. En una segunda fase tendrá hotel. / Cortesía

Se dice que la salud es la riqueza más preciada del ser humano y eso lo tiene claro la Universidad Autónoma de Bucaramanga (Unab), que previendo esta situación y con la experiencia de la Facultad de Ciencias de la Salud a lo largo de 17 años y de otros proyectos similares como el de la Clínica Mayo de Miami, logró obtener una zona franca para desarrollar un conglomerado médico y de investigación en el que invertirá cerca de US$300 millones en su primera fase.

Se trata de la segunda obra más costosa en construcción en el país, después del aeropuerto Eldorado, y deberá estar lista antes de que finalice este año.

Es un proyecto de 167 mil metros cuadrados, de los cuales 100 mil están en plena construcción y permitirán brindar atención médica a pacientes con casos de alta complejidad, tanto nacionales como internacionales, especialmente del Caribe y de Estados Unidos.

En esta primera fase se construirán centros de oftalmología, cáncer y enfermedades hematooncológicas. También estarán los centros cardiovascular, de cirugía estética y reconstructiva y el de diagnóstico de alta especificación. Esto estará acompañado de un servicio hospitalario de 400 camas.

En la segunda fase, de 67 mil metros cuadrados, que se iniciará a finales de 2014, estarán los centros de trasplantes y reemplazos articulares, de fertilidad, de nanotecnología y medicina nuclear. Además, los bancos de células madres y de tejidos. También un centro de hospitalización de urgencias con una unidad de cuidados intensivos de 300 camas y el centro de investigación y transferencia tecnológica para el desarrollo del conocimiento científico. La construcción y el montaje de los equipos podría durar 20 meses, debido a que son equipos de tecnología de punta que requieren ser importados y con un acondicionamiento especial.

El rector de la Unab, Alberto Montoya Puyana, señala que la zona franca le permitirá tener un tratamiento especial en materia financiera, lo que facilita realizar este tipo de procedimientos que no se podrían practicar si se tuvieran que pagar los aranceles por esta tecnología. Esto beneficiará a los usuarios, quienes recibirán los servicios a precios más cómodos, recalcó.

En la segunda fase se construirá un hotel que inicialmente contará con 50 habitaciones, lo que no sólo permitirá albergar a los familiares, sino también a los pacientes y tener atención hospitalaria en el mismo hotel.

La idea de la Fundación Oftalmológica de Santander Carlos Ardila Lulle (Foscal) y la Unab es exportar servicios de salud, pero trayendo los pacientes, y brindarles la atención médica y de paso el turismo, tanto para los pacientes como para sus familiares.

Con este proyecto la Unab responde a su reto de mantenerse como una de las instituciones con acreditación de alta calidad universitaria del país, distinción que debe renovarse cada tres años y en lo que trabajan a diario, recalcó su rector Alberto Montoya Puyana.