Buenos tiempos para el S&P 500

Las acciones de Estados Unidos están comerciándose a cifras históricamente altas, luego de la noticia de que el mercado laboral de ese país había recuperado todos los empleos que perdió durante la recesión, y al tiempo que los inversionistas siguen absorbiendo el último paquete de estímulos del banco central.

La combinación de optimismo con respecto a la economía de Estados Unidos y la continua generosidad monetaria le han dado un impulso al índice de acciones FTSE All World, para llevarlo a un punto históricamente alto de 280,79. Esto supera el anterior punto récord, que alcanzó a finales de 2007 cuando la crisis financiera comenzó a desenvolverse.

El apetito por el riesgo, sin embargo, es desigual. Han caído los precios de muchos metales industriales y ha habido poco movimiento en las principales monedas.

En mayo se crearon 217.000 empleos netos y la tasa de desempleo se mantuvo en 6,3%. Esto quiere decir, según Reuters, que los Estados Unidos han recuperado los 8,7 millones de empleos que el país perdió desde la recesión ocasionada por la crisis financiera.

Las cifras de empleo son una pista crucial del vigor de la economía más grande del mundo. También son un elemento importante para determinar la trayectoria de la política económica de la Reserva Federal y por lo tanto puede tener un impacto significativo sobre el ánimo más amplio del mercado.

Aun así, las bolsas están satisfechas con que el crecimiento no ha sido dramático y por lo tanto la Fed no se verá tentada a acelerar la reducción del relajamiento cuantitativo. Entretanto, el comportamiento del ingreso fijo va de acuerdo con esta apreciación y está gozando de la búsqueda mundial de retornos.

El índice S&P 500 de Wall Street aumentó 0,4%, para llegar a 1.947, y está encaminado a cerrar con una cifra históricamente alta. El FTSE Eurofirst 300 aumentó 0,5% y está en camino a cerrar en su punto más alto desde enero de 2008. El índice Dax de Alemania aumentó 0,4% y está a 20 puntos de cerrar por primera vez a un nivel más alto que 10.000.

Los retornos sobre los bonos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos cayeron 1 punto base, para llegar a 2,57% y el índice del dólar aumentó 0,1% para llegar a 80,47.