En busca de la exención

Los empresarios hoteleros pretenden que el Congreso les otorgue un beneficio para que los precios de la energía bajen, pues aseguran haberse ganado ese derecho como industria. Sigue viva la crítica al Gobierno.

El costo de la energía representa entre el 6 y el 9 por ciento de los gastos de un hotel. Flickr - Juanerre

El micrófono principal del auditorio que albergó a los asistentes a la asamblea anual de la Organización Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) en Paipa recibió un invitado que no estaba en la programación oficial, pero que dejó aires de esperanza en la lucha que libra este sector por obtener el beneficio de no pagar la sobretasa a la energía, pago del que están eximidos los usuarios industriales.

El senador conservador Jorge Hernando Pedraza tomó las banderas para llevar al Congreso un proyecto que permita que el sector hotelero, como parte de la industria del turismo, quede eximido de este cobro, que es un impuesto del 20% del total del costo de la prestación del servicio, y cuente con más recursos para impulsar una actividad que, según él, es la solución para llenar el vacío económico que deja la caída del petróleo.

“En este sector hay una posibilidad de reivindicar la economía. No es posible que no se estimule la hotelería cuando tiene una dinámica permanente y que, creciendo con la fuerza del mercado mundial, no se le brinde un soporte”, explicó el congresista.

Y es que esta idea, que está en la agenda de varios ministerios, sigue dando vueltas sin llegar a un punto decisivo. Precisamente, en la asamblea de los hoteleros del año pasado, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, Cecilia Álvarez Correa, se comprometió a revisar la sobretasa al servicio de energía, pero aún no hay una respuesta definitiva.

Los empresarios de la hotelería quieren que les respondan por qué no tienen este beneficio si son parte de la industria. Gustavo Toro Velásquez, presidente ejecutivo de Cotelco, lamenta que en este tema haya un tratamiento desigual para este sector del turismo y señala que en caso de que no se logre la exención tras acudir al legislativo, se buscará la posibilidad de presentar una demanda ante el Consejo de Estado para lograr una igualdad.

“Vamos a dar la batalla. La energía representa entre el 6 o 9% del costo total de un hotel y en el Caribe, por ejemplo, se incrementa por el uso de aires acondicionados. Si logramos reducir este costo en un 20%, sería un beneficio en el esquema de la hotelería”, explicó Toro, quien sostiene que no hay receptividad de parte del Gobierno con este asunto. Básicamente bajarían las tarifas que pagan los huéspedes.

Desde el Ministerio de Minas y Energía se afirma que, por tratarse de una decisión de impacto fiscal —los subsidios a la demanda de energía eléctrica tienen un costo aproximado de $1,7 billones al año—, quien determina qué industrias reciben este beneficio es el Ministerio de Hacienda y Crédito Público. En ese sentido y ante este movimiento de los hoteleros, Andrés Escobar, viceministro de esta última cartera, señaló que los gremios son libres de promover sus iniciativas como mejor les parezca. Sin embargo, tiene prevista una reunión esta semana con el presidente de Cotelco para estudiar la exención y las finanzas del sector eléctrico.

El sector hotelero tiene un objetivo claro y ha quedado en evidencia que insistirá en todos los escenarios posibles para quedar por fuera del cobro de la sobretasa y bajar sus costos de funcionamiento.