En busca de más toque femenino en las TIC

En Colombia, cerca del 36 % de las posiciones en el sector las tienen ellas. Romper estereotipos y más orientación profesional, los desafíos.

En Colombia, hay más líneas de telefonía móvil que personas, y el objetivo del Gobierno es que, en 2018, haya 27 millones de conexiones a internet. Hoy no es extraordinario que casi cualquier persona lleve un teléfono inteligente en el bolsillo o que, de alguna manera, pueda acceder a un computador. Sin embargo, en contraste con las buenas cifras que hablan del consumidor, uno de los datos más reiterados del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Mintic) es que, en un par de años, Colombia necesitará 90.000 profesionales TIC.

En el ámbito mundial, la situación no es muy diferente. De acuerdo con Robert Pepper, quien lidera la política tecnológica de Facebook: “En el mundo hay más puestos disponibles o en el proceso de crearse que gente capacitada para ocuparlos”. Desde diferentes frentes se ha intentado motivar a las personas a formarse y trabajar en tecnología, con un factor adicional en mente: la baja participación de las mujeres.

En Estados Unidos, en la década de los 80, ellas conseguían el 37 % de los títulos universitarios. Hoy, la cifra es del 20 %. Además, en Silicon Valley, cerca del 90 % de los cargos ejecutivos está en poder de los hombres, de acuerdo con cifras de Fenwick & West. “Empoderar a las mujeres y las niñas a que hagan carreras en TIC, para ayudar a cerrar la brecha de competencias en IP, ya no es más algo bueno sino esencial”, dice Pepper. En Colombia, sólo el 36 % del capital humano en ese sector corresponde a mujeres.

De acuerdo con Ángela Escallón, directora de la Fundación Corona: “Quisimos hacer un evento para atraer a las mujeres y hablarles de las oportunidades laborales que hay y para llamar la atención del sector”. Se refiere al encuentro Mujeres 2.0, que se llevará a cabo hoy en Bogotá, precisamente, para “empoderar a las mujeres colombianas, que, a través de la tecnología y el conocimiento, consigan ser competitivas en el mercado laboral”. Participarán ejecutivos de la industria, como Carolina Angarita, gerente de Google Colombia, y Gabriel Montoya, CEO de Next University.

Según Escallón, no sólo es preocupante que las mujeres tengan una menor participación laboral en TIC, sino que la industria no las “retenga”. “El 50 % de las mujeres abandona los puestos en ese sector”, asegura la directora de la Fundación. Pero las preguntas van más hacia atrás: ¿por qué las jóvenes no estudian carreras afines a la tecnología tanto como los hombres? “Las cifras del Ministerio de Educación dicen que, de los estudiantes de ingeniería electrónica, sólo el 18 % corresponde a mujeres y, en ingenierías en general, únicamente el 38 % son mujeres”.

La Fundación Corona, que tiene como una de sus líneas de trabajo la educación orientada al trabajo, sostiene que la baja participación de las mujeres en TIC se debe a cuatro factores. El primero está relacionado con los estereotipos. “Cuando visitamos colegios, incluso al hablar con la familia o vecinos, es muy frecuente escuchar ‘pero usted es mujer’, ‘eso es difícil’ o ‘es únicamente para hombres’ ”, afirma Escallón. Por otro lado, señala, hay una falta de conexión entre la academia y la industria: “Las instituciones de formación o universidades que forman deben estar muy atentas a lo que el mercado laboral demanda”.

El tercer factor “es un problema del desarrollo de competencias blandas”. Escallón se refiere a características como el trabajo en equipo y las capacidades de cumplimiento y comunicación, entre otros. Finalmente, señala la deficiente orientación vocacional que reciben niños, jóvenes e incluso adultos en diferentes momentos de la vida. “Cuando entrevistamos a los muchachos del primer corte de Ser Pilo Paga, que son los mejores sin duda, a la mitad de ellos nadie le había dicho para qué eran buenos. Habían definido su carrera ellos solos o por lo que les dijo un padre o escucharon de un familiar”.

No está de más recordar que, en Colombia, la deserción universitaria es cercana al 45 %, con un periodo crítico en los primeros tres semestres. Del lado de la motivación para formarse en TIC, anualmente, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), brazo de las Naciones Unidas para las telecomunicaciones, celebra el Día Mundial de las Chicas en las TIC. Girls in ICT, de hecho, es la organización que se ha formado alrededor del asunto, para llevar a cabo eventos y ofrecer oportunidades académicas a las jóvenes. Colombia se ha unido a la celebración de esa jornada, cuya próxima edición se llevará a cabo en abril de 2017.

Temas relacionados