Buscamos que los pequeños comercios solo paguen un impuesto: MinHacienda

Así lo indicó Mauricio Cárdenas al decir que en la siguiente reforma tributaria esperan facilitar el pago de estos compromisos fiscales y así reducir la evasión.

Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas. /Archivo.

Una vez más el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, rindió cuentas a los gremios empresariales del país. Este jueves durante el Congreso Nacional de Comerciantes, que se desarrolla esta semana en la ciudad de Armenia, el funcionario hablo de la resistencia de la economía colombiana ante los choque externos, de los beneficios de la paz, y por su puesto de la reforma tributaria que se presentará en octubre. 

Sin embargo, el funcionario no dio más detalle de cambios en las tarifas de los gravámenes y de nuevos impuestos, tan solo destacó la importancia de este proyecto de ley como un mecanismo para mejorar la competitividad de la economía colombiana y la sostenibilidad de largo plazo.

Cárdenas hizo una analogía sobre el cambio económico que se ha vivido en los dos años a raíz de la caída de los precios del petróleo: “En la vieja economía el papel del Gobierno era el de redistribuir los excedentes que dejaba la industria extractiva del país por medio de las regalías. Ahora, dado que no se espera renta petrolera en 2016 ni en 2017, el papel del Estado es facilitar el desarrollo del sector productivo como el comercio, la industria y el turismo”.

Por esta razón Cárdenas dijo que dentro de las propuestas que están estudiando en la reforma tributaria están buscando que los pequeños comerciantes paguen tan solo un impuesto por el ejercicio de su actividad, y no cuatro como pasa actualmente. Con el monoimpuesto se espera reducir los niveles de evasión de estos negocios.

Asimismo, el jefe de cartera de Hacienda confirmó que los directores del Banco Mundial (BM), del Fondo Monetario Internacional (FMI), El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), y el Banco Interamericano de Desarrollo (CAF), asistirán a la firma de la paz el próximo 26 de septiembre en Cartagena. “Su presencia le da un espaldarazo económico al posconflicto. No importa cómo se mire, la paz es buena para la economía colombiana”, dijo Cárdenas.