Café, de nuevo a la mesa

Gobierno y representantes cafeteros se sentarán este miércoles en Pereira (Risaralda) para buscar una salida al paro que completa 10 días.

Varias vías en departamentos como Risaralda, Cauca y Huila continuaban bloqueadas ayer.  / Édison Sánchez
Varias vías en departamentos como Risaralda, Cauca y Huila continuaban bloqueadas ayer. / Édison Sánchez

Según líderes, los bloqueos se levantarían entre este miércoles y el jueves.

Con los bloqueos generados por el paro cafetero, regiones como Huila, Cauca, Putumayo, Caquetá y Risaralda ya no resisten el desabastecimiento de alimentos, suministros y combustibles. Se completan 10 días de protestas y el Gobierno anunció que buscará salida al inconformismo de los manifestantes sentándolos de nuevo en la mesa de negociaciones. Según voceros del Movimiento para la Dignidad Cafetera, la obstaculización en varias regiones se levantaría entre hoy y el jueves.

El presidente Juan Manuel Santos le pidió al vicepresidente de la República, Angelino Garzón, que se reúna hoy en Pereira con los líderes del paro, acompañado de los ministros de Hacienda, Defensa, Interior y Trabajo. “Hemos estado en permanente disposición al diálogo. Antes y durante el desarrollo del paro, el Gobierno ha tomado medidas generosas y concretas para atender la difícil situación del sector”.

Sin embargo, Santos anunció que si continúan los bloqueos por parte de los organizadores de la marcha, “las Fuerzas Armadas tienen las instrucciones de cumplir con la obligación legal de garantizar los derechos de todos los colombianos”. Según el mandatario, es preocupante que se prolongue el aislamiento de lugares como Popayán. “Di instrucciones a los ministros para atender necesidades en las regiones”.

El vicepresidente Garzón, además de ofrecerse como mediador en los diálogos con los representantes cafeteros, aseguró que “los especuladores quieren beneficiarse con el paro cafetero y con los subsidios en los precios del café”. También le pidió a los dirigentes del gremio que se respeten las misiones médicas y que se permita el paso de alimentos y suministros hospitalarios.

Antes de sentarse de nuevo a negociar, Óscar Gutiérrez Reyes, uno de los líderes del Movimiento por la Dignidad Cafetera, aseguró que el ambiente es mejor para dialogar y reconoció que el Gobierno ha tenido buena voluntad.

Gutiérrez Reyes contó que se sostendrán en puntos como un precio de sustentación por carga de $750.000, contener las importaciones del grano y la petición de dar mayores plazos a las deudas que los caficultores tienen con los bancos. “Si el Gobierno es sensato, podríamos estar levantando el paro entre el miércoles y el jueves de esta semana”, manifestó a este diario.

Durante los últimos días, el dólar ha mantenido su tendencia al alza (sobre los $1.800), lo que le ha permitido al Gobierno, y también a varios sectores de la producción, estimar que el precio de la carga de café (125 kilos) dé para cubrir los costos de producción.

En este momento, la carga del grano se cotiza en $537.000 en el mercado interno, a lo que se suma un subsidio de $115.000, sólo para los caficultores que tengan menos de 20 hectáreas. Esto da como resultado que al cafetero se le estén pagando 125 kilos del grano a $652.000 —en este momento, los costos de producción son de $650.000—. Además, en el mercado internacional la libra de café se cotizó ayer en promedio a US$1,40 (el lunes cerró en US$1,46).

Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda y Crédito Público, dijo a este diario que el Gobierno está “dedicado a comprar dólares, y la reducción de tasas de interés ayuda (al dólar) porque baja el apetito de la gente de traer plata acá por el diferencial”.

En cuanto al comportamiento de la tasa de cambio, el ministro aseguró que ha mejorado mucho, ya que el Banco de la República aumentó su programa de compra de divisas de US$500 millones a US$750 millones. Agregó que en el dólar también influyen razones como “la decisión de comprar US$1.000 millones para pagar deuda externa. Además, estamos comprando US$1.000 millones para la inversión que hacemos de las regalías del fondo de ahorro”.