Cafeteros inconformes

Los productores marcharon pidiendo al Gobierno que atienda sus reclamos. Proponen un precio base de $650 mil para la carga del grano.

Los caficultores protestaron señalando que la producción y el precio del grano no han reaccionado.   / La Patria
Los caficultores protestaron señalando que la producción y el precio del grano no han reaccionado. / La Patria

Luego de haber protestado en Manizales el pasado 13 de agosto por los bajos precios y por la situación del sector, los caficultores salieron de nuevo a las calles de ciudades como Ibagué, Manizales, La Virginia (Risaralda), Supía (Caldas) y Cajamarca (Tolima) para reclamar soluciones al Gobierno.

Óscar Gutiérrez, coordinador del Movimiento por los Derechos y la Dignidad Cafetera, así como de las marchas, aseguró que el pliego de peticiones que se envió al Gobierno para buscar una salida a la situación de los productores no ha sido atendido. Señaló también que el seguro que puso en marcha la Federación Nacional de Cafeteros para proteger los precios del café no resuelve la situación en el mediano plazo (la carga del grano de 125 kilos valía ayer $594.000).

Además, en medio de las protestas, los cafeteros amenazaron con no recoger la cosecha argumentando que no es rentable. “No es cierto que la situación haya mejorado, ni que el precio interno o la producción hayan reaccionado”, dijo Gutiérrez.

Carlos Roberto Ramírez, representante cafetero del Valle del Cauca, aseguró que los productores del grano, provenientes de 15 departamentos, necesitan un precio base de $650.000 por carga, ya que sólo los costos de producción superan los $605.000.

Según dijo, este 17 de octubre los representantes se reunirán de nuevo para pedirle al Gobierno y al ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas, que ponga en marcha un precio base para el grano. “Esperamos que el Gobierno ayude por la vía del Presupuesto General de la Nación. Es la fórmula más práctica”.

En respuesta a la situación de los cafeteros, Luis Genaro Muñoz, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, dijo a El Espectador que “desde luego, la volatilidad es una realidad que los productores debemos manejar. Pero más allá de ésta, para lo cual diseñamos el Contrato de Protección de Precio (CPP), la mayor preocupación es la tasa de cambio. Porque aún teniendo precios por encima de la media histórica, no son suficientes para cubrir los costos”.

Para contrarrestar las dificultades, Muñoz dijo que el gremio ha venido “tomando diversas medidas para fortalecer la competitividad del sector. Nuestro principal reto es aumentar la productividad de las fincas”.

Al referirse al tema de los precios, Muñoz dijo que el gremio no se ha quedado quieto, ya que “la estrategia de valor agregado ha aumentado la prima que reciben miles de cafeteros”, y agregó que se le planteó al Gobierno la posibilidad de apoyar el valor interno “en los períodos, como el actual, en que no se cubran los costos. Esperamos que los presupuestos públicos así lo permitan”.

 

últimas noticias