Cafeteros ofrecen al Gobierno ayuda para reconstrucción de Salgar

La Federación de Cafeteros comenzó de manera inmediata la recolección de datos y brindó el apoyo urgente que se requería.

El gremio cafetero dice que el diagnóstico general en la zona rural indica que fueron afectados 97 caficultores y sus familias.

La Federación Nacional de Cafeteros le manifestó al Gobierno Nacional el interés de desarrollar de manera inmediata y en conjunto tareas y proyectos que permitan la reconstrucción, reubicación y adecuación de las familias y la infraestructura de cafeteros, afectados por la avalancha de la quebrada La Liboriana, ocurrida en el municipio de Salgar (Antioquia).

En una carta dirigida al ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, el gremio cafetero le explicó los alcances de la decisión de ayudar a las familias cafeteras afectadas por el desastre natural.

Dice el informe que una vez conocida la tragedia, la Federación de Cafeteros a través del Servicio Nacional de Extensión del Comité de Cafeteros de Antioquia se desplazó hacia el sitio y comenzó de manera inmediata la recolección de datos y brindó el apoyo urgente que se requería.

El diagnóstico inicial del gremio y que le compartió al Gobierno sobre la situación de las afectaciones acontecidas por la avalancha La Liboriana en Salgar fue:
Personas fallecidas: 93; viviendas destruidas o afectadas: 126. En infraestructura se detectó 3 acueductos rurales afectados y uno urbano, 10 puentes vehiculares, - 8 peatonales y 6 pérdidas de banca viales.

Señala el informe del gremio cafetero que el diagnóstico general en la zona rural indica que fueron  afectados 97 caficultores y sus familias, 14 de ellos en cultivos de café (22.500 árboles en 3.9 hectáreas aproximadamente), 37 por daño parcial o total en construcciones relacionadas con café, 83 sufrieron afectación total o parcial de viviendas y otras construcciones, 15 presentaron pérdida de equinos o bovinos, 17 registraron pérdida de vehículos (principalmente motos) y 11 figuran con otro tipo de afectaciones.

“Hemos manifestado nuestra disposición de comenzar a trabajar inmediatamente con el acompañamiento del Estado para ayudar a estas familias caficultoras que en este momento esperan esta valiosa ayuda” expresó Luis Felipe Acero, gerente Administrativo de la Federación en la propuesta al ministro de Vivienda.

Temas relacionados