Cafeteros, sin subsidio

La carga de café superó la barrera de los $700.000 en el mercado interno, razón que llevó al Gobierno a desmontar los apoyos estatales.

Bloomberg News

El continuo repunte en los precios del café en lo que va de 2014, y que condujo al grano a niveles superiores a US$1,75 por libra en el mercado internacional (el lunes llegó a US$1.80), llevó al Gobierno a suspender temporalmente la entrega de subsidios a los caficultores que venía dándose de forma ininterrumpida desde octubre del año 2012.

Hasta el momento, los productores han recibido apoyos estatales por más de $1 billón para soportar la caída en la cotización de este producto. También, el Estado aprobó $1 billón adicional para este fin.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, dejó claro que en el instante en que el precio interno de la carga de café supere la barrera de los $700.000, los apoyos dejarán de hacerse efectivos. Por ejemplo, este martes la carga se pagó en promedio a $709.625, cifra que no se veía desde mediados de marzo de 2012. Al cierre de ese año, el punto más bajo de la cotización se registró en diciembre ($516.000), y en enero de 2013, los caficultores comenzaron siendo remunerados con $506.000 por cada 125 kilos del grano.

Pero ahora, según el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, el panorama del mercado cafetero luce mejor frente a lo que se veía hace unos meses, aunque advierte que la sequía que está afectando a los cafeteros brasileños y la infestación de roya que tiene diezmada a la caficultura centroamericana, deben ser fenómenos que tienen que leerse con cuidado.

"Entonces, con el ministro de Hacienda (Mauricio Cárdenas) y el Comité Nacional se han hablado dos cosas. Primero: es un poco temprano para ponerse a evaluar si sobrarán o no los recursos del programa de Protección del Ingreso Cafetero (PIC). Estamos en una semana muy buena; el mercado y los precios de este año pintan mejor”, dijo recientemente a este diario el gerente de la Federación. Además, cree que los tiempo de buena remuneración deben ser aprovechados por la caficultura para continuar fortaleciéndose en materia de productividad.

Carlos Ignacio Rojas, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Café de Colombia (Asoexport), estimó que los precios internacionales van a estar permanentemente bajos y comentó que “esta coyuntura se ve como cada década ya que los cafetales en otros países se han ido debilitando. A esto se suma el clima”.

Además, cree que los precios de US$1,76 por libra no son de largo plazo y advierte que si llegan a descolgarse, pueden volver a los niveles que se vieron en noviembre de 2013 (oscilaron entre US$1,10 y US$1,20). “Con $700.000 la caficultura debería cubrir sus costos. Es posible que el precio se devuelva; lo importante de la cosecha no ha pasado. Si el precio comienza a caerse, toca volver a reactivar el subsidio”, dijo Rojas.

En cuanto a la tasa de cambio (dólar), el representante de los exportadores del grano comentó que el dólar está en niveles “coherentes con lo que está pasando en los mercados”. No obstante, cree que podrían venir correcciones a la baja en el precio de la divisa.