¿Calificación a la baja en EE.UU.?

La calificadora Fitch Ratings anunció durante la tarde que Estados Unidos estaba más cerca de una rebaja en la calificación de su deuda.

 “La continua lucha con respecto al aumento en el techo de la deuda también afecta la confianza en la efectividad del gobierno estadounidense y en sus instituciones políticas, así como en la coherencia y la credibilidad de su política económica. También tendrá efectos negativos sobre su economía”, dijo.

Sin embargo, la agencia añadió: “En caso de que se llegue a un acuerdo para aumentar el techo de la deuda y para resolver el nuevo cierre del gobierno, algo que Fitch espera que suceda, el desenlace de la revisión de la calificación tendrá en cuenta la forma como se dio el acuerdo y su duración, así como el riesgo que percibamos de que se produzca un evento similar en el futuro”.

Un vocero del Tesoro de Estados Unidos dijo que la maniobra de Fitch “refleja la urgencia con la que el Congreso debería actuar para eliminar la amenaza de un cese de pagos, que pende sobre la economía”.

También hubo algunas reacciones negativas a los desarrollos en Washington. Durante la tarde del martes los bonos de Tesoro a un mes, que vencen el 31 de octubre, aumentaron 21 puntos bases hasta un nuevo pico de 53 puntos base.

Las presiones han venido creciendo a la par que la reforma de la salud impulsada por el presidente Barack Obama sigue siendo objeto de debate. Por un lado la consideran necesaria e inmediata, pero la contraparte considera que es muy costosa y no atiende los problemas de fondo que, en teoría, están basados en el cubrimiento de toda la población estadounidense.