Cambian fondos de pensiones en Japón

Los enormes fondos de pensiones de Japón han recibido el llamado para que fortalezcan sus estrategias de inversión, al reemplazar gradualmente con bonos las acciones y otros activos riesgosos, y así apoyar el esfuerzo del primer ministro, Shinzo Abe, por poner fin a casi dos décadas de deflación.

Los portafolios del fondo, que ya tienen fuertes inversiones en bonos, han sido un soporte importante para el mercado de bonos de Japón, que mueve 840 billones de yenes al año, o 8,4 billones de dólares estadounidenses. Las tasas de interés se mantienen bajas a pesar de que el país tiene uno de los déficits de presupuesto más grandes del mundo.

Sin embargo, con el Banco de Japón comprando ahora suficientes bonos del país para mantener los retornos estables mientras que aumenta la inflación, es hora de que los fondos de pensión inviertan algo de dinero en activos con mejor rendimiento, según asesores de un panel nombrado por el gobierno y que entregó su informe final el miércoles.

El objetivo plausible del Banco de Japón de tener 2% de inflación debería ser empleado como la base sobre la que se evalúan los retornos, dijo Takatoshi Ito, el presidente del panel y un profesor de política pública de la Universidad de Tokio. “Si usted reforma los portafolios y la gobernabilidad, usted puede administrar activos de forma que contribuya al crecimiento de Japón”.

Aproximadamente 200 billones de yenes se verán afectados por las recomendaciones del panel, que debería ver que los fondos públicos, entre ellos el Fondo de Inversión de Pensiones Gubernamentales, la recolección más grande del mundo de ahorros de retiro, aumenten sus posiciones en acciones, así como en inversiones en finca raíz, infraestructura y títulos privados.

Temas relacionados
últimas noticias

La distorsión del microcrédito