Cambios conscientes, la apuesta de los líderes

Los empresarios definieron iniciativas para contribuir al desarrollo sostenible en el país.

Gustavo Ordóñez, Carlos Enrique Cavelier, Pablo Felipe Robledo y César  Roldán participaron en el encuentro “Líder, ¿para qué?”.    / Gustavo Torrijos
Gustavo Ordóñez, Carlos Enrique Cavelier, Pablo Felipe Robledo y César Roldán participaron en el encuentro “Líder, ¿para qué?”. / Gustavo Torrijos

El liderazgo se ha ido transformando y su función va más allá de movilizar gente y alcanzar objetivos económicos. Ahora tiene un propósito más profundo, que trasciende e invita a las nuevas generaciones y a quienes ya están en posiciones de alta gerencia a dirigir su mirada a un liderazgo con propósito. Esto significa un liderazgo que se preocupa por los colaboradores, por tener sueños retadores y comunes, que piense en el medioambiente y que entienda que es saber obrar bien y cada vez mejor. “Un liderazgo que consiste en desarrollar a las personas y poder lograr la mejor versión de ellas. Un liderazgo consiente”, destaca Gustavo Ordóñez, experto en temas de estrategia del CESA.

Un modelo que se estudia desde hace una década en Estados Unidos y que en Colombia, en estos últimos cuatro años, se está fortaleciendo. El liderazgo consiente fue el tema central del conversatorio “¿Líder para qué?”, organizado por El Espectador, en el hotel JW Marriott, al que asistieron más de 150 personas entre ellos académicos, estudiantes y empresarios, que forma parte de la estrategia profesión líder, apoyada por la Superintendencia de Industria y Comercio, La Equidad Seguros y EPM, que pretende facilitar herramientas pedagógicas para que los empresarios transiten en la legalidad, le apuesten a propósitos de valor y sean los responsables de transformaciones que impacten positivamente la sociedad.

Aunque suene algo lejano, este modelo tiene la capacidad de transformar vidas, de crear entornos más amigables que respeten a todos los que en él habitan. Este liderazgo es el que ejecutó María Victoria Riaño, la presidenta de Equión Energía, cuando asumió la transición de la estatal petrolera BP Exploration Company a Equion Energía. Lo primero que hizo fue entender las necesidades de los colaboradores y las comunidades. Así creó un sueño común que les permitiera crecer personal y profesionalmente. En palabras de María Victoria, “establecimos códigos de valores que nos identificaran, que nos inspiraran a realizar cambios en la sociedad. Ese fue nuestro propósito superior y lo hemos logrado”.

El liderazgo con propósito está ligado con la ética. Si un líder entiende que su deber ser es en pro del desarrollo de la sociedad y que cada una de sus decisiones tiene un impacto positivo o negativo, “seguramente vamos a mitigar los entornos viciados, las malas prácticas que conllevan a grandes pérdidas tanto financieras como de reputación. Vamos a reducir los niveles de corrupción”, señala Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio. Estas buenas prácticas impactan en las utilidades y en comportamientos cívicos como aprovechar el tiempo, ser leal con la empresa, entre otros. Algo que está fuera del contrato económico, pero vitales para el desarrollo sostenible de la empresa.

En este contexto, el liderazgo consiente es un aliado en estos tiempos de transición de una guerra de más de 50 años a un tiempo de paz que necesita mejores líderes, con valores, más sensibles, que entiendan la responsabilidad que tienen con la sociedad. “Es crear una visión a largo plazo, que nace del sentido del ser. De trabajar en equipo y dar ejemplo. Si creemos que se puede y trabajamos para alcanzarlo eso es suficiente”, indica Carlos Enrique Cavelier, coordinador de sueños de Alquería.

Este modelo de liderazgo es por el que apuesta El Espectador, un modelo para reflexionar quiénes somos, en qué mundo vivimos y cómo nos relacionamos con éste. Es vivir con presencia plena de qué podemos dar en cada situación, actuando con responsabilidad y ética. Por eso, desde el proyecto profesión líder, invita a todos los jóvenes emprendedores y líderes a que “aporten en este momento de incertidumbre. Que generen ambientes de bienestar general, que encaucen este mundo por los caminos de la igualdad, la ética y la equidad”, puntualiza Fidel Cano, director de El Espectador.

Temas relacionados