Camino abierto para operadores virtuales

La CRC propone quitar requisitos a empresas como Uff! Móvil y Virgin Mobile. La idea es que más jugadores entren al negocio de telecomunicaciones.

Hace 15 años, la pregunta sobre qué son los operadores móviles virtuales (OMV) era  relativamente nueva. La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) apenas en 2001 empezó a debatir cómo se debería o no regular la entrada al ruedo de estos prestadores de servicios. En Colombia, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) está a punto de dar un paso para facilitar la acción de estos operadores, que se caracterizan por tener una infraestructura mínima, pues no cuentan con una red propia. 

Los OMV funcionan como clientes mayoristas de los operadores con espectro que a su vez salen a buscar clientes propios. Esa modalidad ha permitido a nivel mundial que más jugadores entren al mercado de servicios móviles sin tener el obstáculo de hacer grandes inversiones en infraestructura. De fondo se yergue la expectativa de que, con mayor número de competidores, mejore el servicio al usuario.
 
En el mundo a finales de 2014 se contaron 943 OMV, de acuerdo con la Groupe Speciale Mobile Association, el gremio de los principales de la industria móvil. En dos años, la cifra se incrementó en cerca de 20%. En Colombia, hoy apenas existen cuatro: Uff! Móvil, Virgin Mobile, Móvil Éxito y ETB, empresa asignataria de espectro para datos de 4G, pero que, de acuerdo con el documento de la CRC, aún conserva servicio virtual.
 
En la propuesta emitida por el regulador entra en la ecuación la figura de OMV, con lo que se les libera de requisitos que eventualmente podrían desmotivar o entorpecer que más compañías se metan en el negocio. Por ejemplo, no se les obliga a presentar reportes de calidad, pues esa responsabilidad al fin y al cabo recae sobre quien  administra, el dueño del espectro.
 
De cara al usuario, se dicta que el operador de la red debe garantizar a los clientes del OMV por lo menos igual calidad a la que ofrece a los clientes propios. Movistar y Tigo, quienes por ahora son los únicos que proveen red, no podrán discriminar entre clientes propios y clientes de los OMV en términos de calidad.
 
También se les garantiza a los OMV la asignación de numeración, un recurso limitado, y por ende valioso, en el mercado. “A un operador entrante la fórmula con que se otorga la numeración no le funciona, y lleva a que Virgin no reciba recursos de numeración suficientes para la demanda que tiene. No se puede vender todo lo que podríamos porque no tenemos números suficientes”, contó Juan Guillermo Vélez, presidente de Virgin Mobile en Colombia, el único OMV que funciona con Movistar.
 
Santiago Aldana, presidente de Uff! Móvil, aseguró que  ven con buenos ojos la propuesta regulatoria. “Somos jugadores diferentes, por eso hay que diferenciar las condiciones, pero no se trata de dar preferencias (a los OMV)”. Resaltó también la importancia de buscar que en el negocio no haya exclusividad, es decir, que un OMV pueda tener diferentes proveedores.
 
En el mundo los OMV se han enfocado en usuarios, en su mayoría jóvenes o de  ingreso bajo o medio, que acceden a productos en prepago. Como recogió The Verge en un artículo, es un “acto de balance”, en palabras de Doug Chartier, vicepresidente de T-Mobile, en 2013. 
 
El Espectador consultó con Móvil Éxito, Claro, Movistar y Tigo, quienes afirmaron que se encuentran estudiando la propuesta.