Canadá estudiaría trato comercial con EE.UU que excluya México

Los comentarios de David MacNaughton, embajador de Canadá en Estados Unidos, sugieren que las promesas proteccionistas de Donald Trump están fragmentando el pacto continental.

Foto: AFP

El gobierno de Canadá considerará medidas de comercio bilateral durante la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), una señal de que potencialmente podría seguir adelante, al menos en parte, sin México.

Los comentarios de David MacNaughton, embajador de Canadá en Estados Unidos, sugieren que las promesas proteccionistas de Donald Trump están fragmentando el pacto continental mientras el líder de Estados Unidos se apresta a una reunión con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a fines de este mes.

El gobierno del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, llegó a Calgary en la noche del domingo para reuniones de gabinete en las cuales Trump ha sido un tema dominante. El presidente de Estados Unidos dijo el domingo que comenzaría la renegociación del pacto y que llegaría a un “muy buen resultado” para todos. Poco después, en Calgary, MacNaughton dijo que su prioridad apunta a evitar que Canadá sufra “daños colaterales” en acciones comerciales dirigidas a China y México.

“No puedo hablar por los mexicanos”, dijo a los periodistas en comentarios de los cuales se hizo eco el ministro de Comercio de Canadá. “Cooperaremos en asuntos trilaterales cuando sea de nuestro interés y buscaremos hacer cosas que también sirvan a nuestros intereses de manera bilateral. Algunas de ellas estarán dentro del TLCAN, otras quizás no”.

Trudeau conversó con Peña Nieto el domingo, y en un breve resumen posterior dijo que hablaron “sobre la importancia de la relación bilateral Canadá-México y de la alianza trilateral norteamericana”.

‘Daño colateral’

Desde la victoria electoral de Trump, funcionarios y analistas comerciales canadienses han mantenido la esperanza de que ellos no son el objetivo de Trump. Canadá es el mayor comprador total de productos de Estados Unidos y el máximo comprador de 35 estados individuales, detalle que Trudeau enfatizó en una conversación telefónica con Trump el sábado. Lo que temen los canadienses es que ciertos aranceles u otras medidas aplicadas generalmente los puedan golpear. Cerca de un 70% del comercio canadiense se realiza con Estados Unidos.

“No creo que Canadá sea para nada el objetivo, pero creo que somos parte de eso”, dijo MacNaughton. “Eso es lo que nos debe preocupar: si sufriremos un daño colateral”.

Los funcionarios de Trump aún no han planteado preocupaciones específicas acerca del comercio canadiense, agregó MacNaughton. “Su mayor preocupación, francamente en términos comerciales, son los déficits que mantienen con China y México. Eso es lo que han planteado”.

Trudeau se ha preparado para la era Trump al promover a su ministra de Comercio, Chrystia Freeland, a ministra de Asuntos Exteriores y su principal enlace para negociar con Trump. El primer ministro canadiense ha designado viceministro de Asuntos Exteriores a un general retirado,