Candy Crush, a Wall Street

La compañía King Digital Entertainment, creadora del videojuego, aspira a obtener hasta US$500 millones.

King, creador del videojuego ‘Candy Crush’, suma más de 324 millones de usuarios. / David Campuzano

King Digital Entertainment, la compañía con sede en el Reino Unido que creó el fenómeno de juegos móviles llamado Candy Crush Saga, llegará a un nivel no pensado: la bolsa de Nueva York.

El martes, la compañía presentó sus documentos a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos para hacer una oferta pública inicial en Wall Street.

King Digital, el fabricante de juegos como Pet Rescue Saga, Farm Heroes Saga y Papa Pear Saga, ha gozado de un enorme crecimiento durante los últimos años. Sus ingresos han aumentado de US$63 millones en 2011 a US$1.800 millones en 2013, año en que consiguió ganancias anteriores a impuestos de US$714 millones.

Candy Crush es el juego que más vende de la compañía. Comenzó en 2012 en Facebook y su objetivo es crear filas de tres dulces de gelatina. Con más de 500 niveles, puede mantener ocupados durante horas a los jugadores.

El juego es la aplicación más popular en lo que respecta a usuarios activos de Facebook, según el portal AppData. Farm Heroes Saga y Pet Rescue Saga están en segundo y tercer lugar.

King Digital, que recientemente se mudó de Suecia al Reino Unido para lograr un listado en la bolsa, tiene aproximadamente 324 millones de usuarios mensuales y en diciembre del año pasado logró un promedio de 128 millones de usuarios activos que jugaron sus juegos más de 1.200 millones de veces al día. Algunos bancos, entre ellos JPMorgan Chase, Credit Suisse y el Bank of America Merrill Lynch, serán asesores para la flotación.

King.com fue fundado en 2003 por Riccardo Zacconi, Thomas Hartwig y Lars Markgren. Por medio de un comunicado fijó en US$500 millones el objetivo a captar con su emisión en Wall Street, aunque omitió indicar el número de acciones que pondrá a disposición de los inversionistas internacionales.

De esta forma, la compañía busca imitar la historia de otros referentes tecnológicos que encontraron en la plaza bursátil recursos estratégicos para apuntalar su expansión y la evolución de sus operaciones.

El caso más evidente es el de Google, que en 2004 colocó en el mercado 19,6 millones de títulos a un precio por unidad de US$85. La atención masiva que causó su llegada a Wall Street atrajo a múltiples inversionistas, que fueron invirtiendo recursos progresivamente hasta el punto de elevar el precio de la acción hasta el rango actual de US$1.205. Su capitalización bursátil supera los US$405.000 millones.

Temas relacionados